•  |
  •  |
  • END

Correo recibido:
Reciban mis respetos y un saludo cordial. Mi caso es que mi novia se fue a EU en marzo de 2009, por medio de su padre, que es residente legal. Ella tiene 21 años. Yo soy ingeniero en computación graduado. Hablo inglés, con experiencia laboral y trabajo fijo. Mi empleo lo tengo desde hace más de año y medio. Gano 500 dólares, no tengo hijos, estoy separado, pero legalmente casado aún, en trámites de divorcio. Yo pediría vacaciones unos tres días para ir a EU y luego regresar.

Mi novia me dijo que a ella le dieron una residencia y que no puede reingresar a Nicaragua hasta que cumpla un año de estar en EU. ¿Es realmente así? Ella se fue de acá en marzo de 2009. ¿Ella no puede volver a Nicaragua ahora, ni siquiera en una visita rápida de unos pocos días y luego regresar a EU? Ella me dijo que puede viajar a México, por ejemplo, porque es un país que no es de su procedencia o nacimiento. Y si ella regresa a Nicaragua antes del tiempo que la ley de USA estipula, ¿qué puede pasar?

Deseo por favor que AyudaUSA aclare todos estos aspectos. Me será de mucha ayuda. Estoy ansioso y quiero poder superar esta distancia y separación que es difícil de sobrellevar. Muchísimas gracias, estamos ávidos de su ayuda muy gentil y útil. Dios lo bendiga mucho.

Cordialmente, William. Nicaragua.

Respuesta:
Amigo lector. Primero concentrémonos en la primicia que su novia “no puede reingresar a Nicaragua hasta que cumpla un año de estar en EU”. Esto sería medio verdad si el padre de su novia, amigo lector, obtuvo la residencia después de litigar y lograr con éxito el status de un “asilo político”. Es decir, la estadía actual de la novia en EU es consecuente del status original del padre, de asilado-residente que pudo mandar a pedir a su hija menor a Nicaragua, quizás bajo el formulario i-730 o el i-130, y que al ser aprobada por migración (US-CIS), lo envían al consulado de EU en Managua para otorgarle visa temporal o de residencia para entrar a EU.

Si éste fuera el caso, definitivamente la novia no puede regresar a Nicaragua hasta que no obtenga la “ciudadanía americana”, puesto que si lo hace antes está en peligro eminente de perder su estatus legal de asilada-refugiada o residente legal de EU.

Algunos lectores dirán por ahí que han viajado a su país de origen como residentes legales después de ser asilados-refugiados, y que no les ha pasado nada al regresar a EU, pero esto es jugar a la ruleta rusa con tres balas en reserva. La ley de inmigración vigente presume que si regresa a su país se le cancela todo su status.

El nicaragüense que entra a EU (con visa, o de forma ilegal) y dentro del primer año de su fecha original de entrada pide asilo político (formulario i-589), está declarando, litigando bajo juramento, con penalidad de perjurio en todo el proceso meticuloso de asilo, y como base fundamental pone que... su vida (quizá la de su familia inmediata) en Nicaragua está en peligro inminente de tortura, muerte, persecución, por pertenecer, actuar en una organización política, religiosa, laboral o un en grupo social específico, entre otros rubros. La ley de asilo es muy compleja.

Pero, ¿cómo es que regresan de paseo desde su país los exiliados convertidos en residentes por conveniencia, después de obtener la residencia americana? ¿No será que todo el proceso de asilo, que llevó a la residencia en EU, fue un buen show administrativo-judicial (mentiras, inventos) para conseguir un status legal, beneficios migratorios y financieros en EU?
Los oficiales de aduanas-migración de Estados Unidos, en los puertos de entrada, están aplicando la violación de ley de forma ambigua: a veces sí, a veces no. Iniciando un proceso de cancelación de residencia o deportación cuando se trata de residentes por asilo que están regresando a EU desde el país de donde originalmente pidieron la protección de asilo-refugio. Es por esto la conveniencia de visitar terceros países.

Por el contrario, si la petición familiar del padre por su novia, amigo lector, fue por medio de una i-130, bajo la preferencia 2A (hija menor de edad, soltera de un residente legal, no exilado), no hay nada que temer, y no hay ningún fundamento para que la novia no pueda regresar de visita a Nicaragua las veces que quiera. Hay que definir qué código tiene la residencia del extranjero para poder determinar con claridad el caso. Según el código, habrá o no peligro inminente. Escanee y envíenos al correo (ayudausa@hotmail.com) una copia legible de la residencia y saldremos de dudas, amigo lector.

¿Posibilidades que le den una visa temporal de visitante a usted? Con los datos suministrados es poco probable. Pero, quizás, otra visa temporal diferente... es posible.

Visita mensual
Usted, amigo lector, William, tiene otra alternativa para viajar con visa especial, quedarse con su novia en EU por muchos meses, practicando su profesión sin la angustia de la ilegalidad y con mucha dignidad criolla. Visítenos en AyudaUSA y le explicaremos los detalles de esta visa-status.

El “Aprendiz de Quijote” estará de visita profesional por 15 días en la casa-oficina de AyudaUSA en Managua, comenzando este próximo martes primero de septiembre del presente. Por este medio invitamos a nuestras amigas y amigos lectores, a clientes de AyudaUSA, que nos escriban, llamen o visiten. Y para aquellas amigas que quieren reclamar en tono alto por su caso, por favor... estén seguras de su actuar, pues las esperamos: “Cosas veréis, Sancho, amigo”. ¡El resto... es historia!

*Sociólogo, catedrático, jurisprudencia
Migratoria-Consular & Derechos Humanos
Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000
De la Racachaca 3c. abajo y 3c. al sur, casa 30
Managua Telf.: 2266-2000. Cel.: 8893-3000
ayudausa@hotmail.com