•  |
  •  |
  • END

Socios de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Salineros de Nicaragua, “La Planta, R.L.” Cosermusalnicp, R.L., dieron a conocer que a través de Nicasal, están ofreciendo a la población un producto procesado industrialmente bajo condiciones higiénicas y fortificado con yodo, flúor, microminerales esenciales para la salud humana.

De acuerdo con los salineros, el producto se ajusta a las normas establecida por el Ministerio de Salud, y bajo las normas de pesas y medidas establecidas por el Ministerio de Fomento Industria y Comercio, Mific, respaldado por la publicación de la Ley 638, del 20 de noviembre de 2007.

Esta disposición fue reglamentada en marzo de año 2008, con el objetivo de proteger la salud de seis millones de nicaragüenses, afirmo Róger López, presidente de Cosermusalnicp.

Su producción

La cooperativa produce anualmente un millón 70 mil quintales de sal de campo. Fue apoyada por el gobierno a través del Programa de Reactivación Productiva Rural manejado por el IDR con fondos del BID, con un financiamiento no reembolsable de 500 mil dólares. Esta cantidad se desglosa en 100 mil dólares para el mejoramiento de las fincas salineras y 400 mil para ayudar en la construcción de la planta de sal fina, con un total de inversión de dos millones y medio de dólares. Ahora cuenta con una tecnología de punta y es la mejor planta procesadora de sal del área centroamericana.

La minoría protestante

La inversión de esta planta salinera está compuesta por dos socios: un 50 por ciento pertenece a 75 productores y el resto a la empresa comercializadora Agricorp.

La planta opera como un centro de costos con el objeto de transferirle el valor agregado de su industrialización al mejor precio para beneficio del productor de sal, explicó el licenciado Eddy Silva, Secretario de la Junta Directiva de la cooperativa de salineros.

Sin embargo, esto ha generado el conflicto con un pequeño grupo de empacadores artesanales. Según Silva, continúan embolsando sal contaminada con lodo, sin yodo ni flúor, lo que afecta a la población, con los brotes de bocios endémicos, malformaciones congénitas, pérdida de la capacidad del coeficiente intelectual en los niños, y daños de caries por la falta de los microminerales.

Los socios de Cosermusalnip instan a los productores de sal y empacadores artesanales a que se organicen en esta cooperativa y sean parte de esta planta, que garantiza un producto de alta calidad, para beneficio del sector salinero y de la población.

Añadió que los empacadores artesanales que no deseen integrarse a la cooperativa, pueden continuar operando con las ventas de sal en sacos para la industria, ganado, zonas francas, cuero y exportaciones de sal a granel.