•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Moléculas de hierro, heces fecales y otros agentes contaminantes y perjudiciales para la salud humana, fueron detectados en las muestras de agua potable extraídas de pozos que abastecen del vital líquido a los habitantes del municipio de Nagarote y Malpaisillo.

La investigación fue realizada por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal. Sin embargo, el delegado departamental de esa empresa en Nagarote, José Ignacio Zamora, desconoce el problema.

Juan Gabriel Hernández, alcalde de Nagarote, aseguró que a través de un muestreo efectuado por Enacal en el pozo ubicado en la finca San José, en la comunidad del Valle de Jesús, se confirmó que hay un alto contenido de hierro, aunque posteriormente en una segunda prueba se descartó el problema.

“Esta situación me preocupa porque yo, al igual que la población de Nagarote, consumo agua de ese pozo. Voy a exigir a Enacal que presente las pruebas que se realizaron a las aguas. Asimismo, voy a solicitar los resultados de los estudios que se realizan cotidianamente en los pozos”, prometió Hernández, tras anotar que el pozo fue construido hace nueve meses.

El delegado de Enacal en Nagarote, José Ignacio Zamora, dice que el agua que reciben los tres mil usuarios del municipio cumple con todas las normas de higiene y seguridad establecidas para el consumo humano.

“No hemos encontrado elementos extraños en las aguas extraídas de ninguno de los cuatro pozos que abastecen a la población. Si por alguna razón detectamos hierro en las aguas extraídas en alguno, inmediatamente cerraríamos este espacio de agua y no vamos a permitir que se siga abasteciendo de agua a las comunidades”, precisó el funcionario.

Añadió que cada dos meses se toman muestras de las aguas para su posterior análisis en el laboratorio, y de esa manera se garantiza que esté apta para el consumo humano. Aseguró que el pozo construido en la finca San José va a reforzar el abastecimiento, pues llevará agua a sectores que carecían del servicio o que lo recibían parcialmente.

El problema de contaminación del agua de consumo humano en el municipio de Malpaisillo es similar. Eso lo garantiza el alcalde Enrique Gómez. “El manto acuífero subterráneo presenta altos grados de contaminantes químicos a consecuencia de los 50 años del monocultivo del algodón en el occidente”, señala.

“Las aguas están contaminadas con elementos químicos y coliformes fecales, además de una gran cantidad de minerales que se encuentra en el suelo arcilloso de la cordillera volcánica Los Maribios. Las distintas instancias encargadas de la salubridad de la población tenemos que buscar nuevas alternativas de fuentes de agua y evitar que la población padezca de enfermedades renales”, expresó el edil.