•  |
  •  |
  • END

Distintas entidades no gubernamentales realizaron el primer foro comunitario con los habitantes del barrio Acahualinca, de Managua, bajo el lema “Queremos educación para progresar en la vida”, para responder a las demandas de los pobladores respecto a la formación de sus hijos.

El foro se hizo con el objetivo de delimitar la situación actual de la educación secundaria en Acahualinca, así como de presentar propuestas de solución a la falta de educación media en ese barrio.

“Este foro es el primer paso que estamos dando para aportar a la enseñanza de los adolescentes y jóvenes de ese lugar, que tanto lo amerita”, manifestó Mario Chamorro, Director de Dos Generaciones.

Según Chamorro, el objetivo principal es brindarles estudios secundarios a los menores de esa zona, con adecuadas normas pedagógicas y medidas de seguridad.

Para ello conformaron una Alianza por la Educación en el barrio Acahualinca, conformada por organismos como Dos Generaciones, Fe y Alegría, La Familia del Padre Fabretto, Educación Sin Fronteras y Asociación Cristiana de Jóvenes.

En esta actividad, además de intercambiar ideas con padres de familia y adolescentes sobre la situación que atraviesan en su comunidad, también dieron a conocer los resultados sobre el estudio que realizó el centro Dos generaciones.

Necesitan escuela secundaria

Mediante esta investigación que “realizamos como organización, pudimos notar que este barrio necesita urgentemente una escuela de educación secundaria, un acompañamiento por parte de los padres de familia hacia los adolescentes y jóvenes, y los docentes necesitan una capacitación, porque hay maestros que maltratan a sus alumnos”, apuntó Chamorro.

Añadió que se enfrentan a un problema difícil, porque son muchas las necesidades de esa población, y cada familia tiene un índice de pobreza y desempleo alto. Esto último es la principal causa para que los infantes no asistan ni culminen sus estudios.

“Son diversos los factores que impiden a los jóvenes para que estudien, uno de ellos es el compromiso familiar que adquieren a temprana edad, pues las niñas menores de edad salen embarazadas”, dijo.

Por su parte, Francis Mena, una de las adolescentes participantes del foro, hizo un llamado a las autoridades correspondientes, para que les ayuden. “Necesitamos la escuela secundaria, además, todos somos iguales, todos tenemos derechos a la educación, en el barrio hay muchos niños que están creciendo y también merecen una educación especializada”.

Agregó que a muchos padres de familias, se les hace fácil pasar cinco o seis horas sentados viendo televisión, y no se preocupan por asistir a las reuniones de sus hijos e informarse en qué asignaturas tienen mayores dificultades y cómo ayudarles.

Mena reveló que “hay algunas profesoras que no llegan a dar clases, supuestamente, sólo anotan el tema en la pizarra y mandan a los alumnos a investigar, en otros casos, llegan a maquillarse como si estuvieran en un salón de belleza”.

Por otro lado, el subdirector nacional de Fe y Alegría Nicaragua, Silvio Gutiérrez, exhortó a las autoridades nacionales correspondientes para que la educación sea impulsada no sólo en el barrio Acahualinca, sino también en el resto del país.

“La educación en Nicaragua necesita más recursos económicos. Está en manos de la Asamblea Nacional o de los diputados aprobar un mayor presupuesto destinado al área de la formación de las y de los nicaragüenses. El Ministerio de Educación debe coordinarse con organizaciones como las nuestras, para aunar esfuerzos y apoyar la educación”, apuntó Gutiérrez.