Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El 100 por ciento de las personas con opciones sexuales diferentes sufre de discriminación en los colegios, institutos y universidades.

Un 12 por ciento es víctima de violencia física, mientras otros abandonan sus centros de estudios por no soportar la discriminación, según un estudio sobre la discriminación a los gays, lesbianas y transexuales, según un estudio del grupo estratégico por los derechos de la diversidad sexual.

Por eso un procurador especial para la diversidad sexual será elegido por el procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, este 30 de noviembre, a quien le encargará vigilar y denunciar la discriminación y maltratos de las instituciones del Estado contra las personas con opciones sexuales diferentes.

El procurador señaló que entre las instituciones del Estado más denunciadas por maltrato y discriminación contra quienes tienen opciones sexuales diferentes están la Policía Nacional, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación.

En el estudio mencionado, en el sector Salud la discriminación viene de médicos generales, de especialistas y hasta por los guardas de seguridad, entre otros.

Mientras tanto, en sus propias familias hay rechazo, pues el 16.4 por ciento no son aceptados por el padre o por la madre, mientras el 34.9 por ciento sufre rechazo de sus hermanos.

Cabezas comentó que el sostenimiento del o de la Procuradora de la Diversidad Sexual y su equipo, será proveído gracias a los fondos de un país que no identificó por el momento, el que financiará los proyectos y las acciones que velen por los derechos humanos, con el objetivo de reducir los niveles de intolerancia de la población, y buscar cómo se restituyan los derechos ciudadanos de las personas con opciones sexuales diferentes.

Entre las personas propuestas para ocupar el puesto están Silvia Martínez, la referente de personas transexuales de América Latina y el Caribe, además de Salvador Reyes, quienes fueron seleccionadas por la red de personas con opción sexual diferente. Señalaron que será el procurador Cabezas quien tendrá la última palabra en la selección.

El mayor dilema es el abuso de poder las autoridades policiales, la discriminación, y la negación de un trabajo digno para las personas. Muchas de estas personas gays, lesbianas y “trans” son rechazadas simplemente por su imagen y no por sus capacidades.