•  |
  •  |
  • END

La Cruz Roja Alemana beneficiará a 750 familias damnificadas en el Caribe nicaragüense, tras el paso de la tormenta Ida.

Esta institución entregará láminas de zinc y un kit de herramientas para ayudar a las familias a techar sus viviendas, las cuales fueron afectadas por el fenómeno natural, dijo Marcia Sánchez, responsable de proyectos de la Cruz Roja de Nicaragua.

La funcionaria declaró que en este momento están haciendo las coordinaciones locales, para que a más tardar en dos semanas llegue esta donación a los damnificados.

Sánchez indicó que cada familia recibirá ocho láminas de zinc, más el kit de herramientas. “En este momento estamos levantando el censo, y según información hay unas 20 comunidades afectadas”, dijo la representante de Cruz Roja de Nicaragua.

Glauco Quesada, representante de Cruz Roja Alemana, expresó que debido a la emergencia provocada por la tormenta Ida, se coordinó a través de la Cruz Roja Internacional, y se destinó un fondo de 134 mil dólares.

“Cuando hay una emergencia, la Cruz Roja envía un equipo de evaluación de daños, que trabaja en conjunto con las autoridades locales, alcaldías y Defensa Civil, a fin de optimizar la asistencia”, comentó Quesada.

Prevención de violencia

Otro de los proyectos que está promoviendo la Cruz Roja de Nicaragua es el de prevención de la violencia en los barrios Waspam Norte y “Walter Ferreti”, del Distrito Seis de la capital.

Darwin Olivas, promotor del proyecto “Somos jóvenes y adolescentes de cambio”, explicó que al joven se le enseña a realizar artesanías, manualidades y bisutería, con el propósito de alejarlo de la violencia.

“Recordemos que en estos barrios hay muchos problemas de violencia, ya sea a nivel familiar, de grupo, de barrio, y la idea es prevenir que el joven se vea envuelto en este sistema”, comentó olivas.

Afirmó que la meta del proyecto es que los jóvenes aprendan un oficio que los ayude a salir adelante, motivarlos, y cuando lleguen a una edad adulta sean personas de bien.

Durante siete meses, dos veces a la semana, los jóvenes de estos dos barrios asisten a las clases de manualidades, auspiciadas por la Cruz Roja Española, dijo Olivas.