•  |
  •  |
  • END

Pobladores de la comunidad 15 de Septiembre, del municipio de Tipitapa, denunciaron que la empresa Environmental Protection & Control, EPC, dedicada a la remediación de suelos contaminados con hidrocarburos, está generando daños a la salud, entre ellos problemas respiratorios y de la piel.

Además, dijeron que los barriles contaminados con desechos de crudo, utilizados por la empresa para el traslado de tierra, están siendo ocupados por pobladores, para el almacenamiento de agua.

Santos Guerrero afirmó que “entre mil y dos mil barriles contaminados con hidrocarburos desaparecieron de la noche a la mañana. Algunos están siendo utilizados por la población cercana a la planta, y otros fueron vendidos sin saber qué destino tuvieron”, dijo el denunciante.

Además, comentó que el mal olor que desprende la planta de tratamiento está generando problemas en la salud, debido a que el viento contiene polvo contaminado con hidrocarburo.

Guerrero afirmó que 70 familias son afectadas directamente, ya que cuando sopla el viento y las máquinas revuelven el suelo contaminado, el olor a gasolina provoca malestar en la población.

No presentan EIA

Otra de la denuncia que hacen los pobladores es que la empresa EPC no ha presentado el Estudio de Impacto Ambiental, EIA. “Tampoco se está cumpliendo con las normas Técnicas Obligatorias Nicaragüenses, NTON, lo que hace pensar que actúan de mala fe”, expresó Guerrero.

Expresó que han solicitado al Ministerio del Ambiente, y a la Alcaldía de Tipitapa que muestre el estudio de impacto ambiental, pero siguen esperando el documento.

Por su parte, Iris Valle, oficial de Incidencia en temas de Energía, comentó que hasta el momento no existen normas técnicas que regulen a empresas de remediación ambiental, e instó al Ministerio de Energía y Minas, y al Instituto Nicaragüense de Energía, INE, a crear un marco de regulación.

“Hasta el momento sabemos que ésta es una técnica inofensiva, pero se deben crear normas que regulen este tipo de empresas, a fin de que el manejo de los desechos de hidrocarburos se realice de manera segura”, dijo la funcionaria del Centro Humboldt.

Sin embargo, señaló, los hidrocarburos son volátiles, y el viento esparce la contaminación.

“Debemos recordar que lo que se remedia son suelos contaminados con hidrocarburos, y el viento al propagarse lleva el olor a gasolina. Para evitar esto se pueden sembrar cercas vivas para que la población se sienta más segura”, dijo Valle.

Los posibles daños

En cuanto a los posibles daños que causaría esta planta, Valle respondió que al haber presencia de hidrocarburos, los derivados del petróleo son productos cancerígenos.

“El riesgo que corre una persona que manipula hidrocarburos es el mismo que corre un fumador de contraer cáncer. Hay efectos en el cuerpo, pues se está manipulando benceno y tolueno, que son sustancias tóxicas y nocivas”, dijo la oficial de Incidencia en temas de Energía del Centro Humboldt.

“Para comprobar que no hay contaminación, y que no se va a afectar a la población, es necesario que el Ministerio de Ambiente y otras instituciones del Estado verifiquen la situación de la planta EPC”, afirmó Valle.