•  |
  •  |
  • END

Los directivos de Polaris Energy Nicaragua (Pensa) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), ayer firmaron un crédito por 77 millones de dólares para ampliar la generación eléctrica del Plantel Geotérmico San Jacinto Tizate en 36 megavatios adicionales, los que estarían ofreciendo al mercado en abril de 2011.

Este dinero es financiado por un consorcio de bancos integrado por Cordiant Capital y Export Development Canada, canadienses, Nederlandse Financierings FMO, holandés, y, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

“BCIE será el agente administrativo y FMO actuará como agente ambiental”, reza una nota oficial de Polaris, subsidiaria de Ram Power Corporation, la que tiene su sede en Reno, Nevada, Estados Unidos.

El presidente de Pensa, Tom Ogryzlo y Silvio Conrado, representante del BCIE en Nicaragua, suscribieron dicho crédito en presencia del vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo y Emilio Rappaccioli, ministro de Energía.

Rappaccioli explicó que en la actualidad, Pensa genera 10 megavatios y con esta generación adicional de 36, se ampliará hasta 46 megavatios totales en abril de 2011.

A fines de 2011, prometió que el proyecto ampliará más su producción y llegará hasta los 72 megavatios de energía generada aprovechando los gases del volcán Telica, en las instalaciones del campo geotérmico ubicado en el kilómetro 116 de la carretera entre Malpaisillo y San Isidro, en León.

“No se requieren perforaciones adicionales para alcanzar esta expansión en la producción”, indica Pensa en la nota, donde aclara que al concluir la segunda fase del proyecto en 2012, “se removerá la planta de generación existente de 10 megavatios actualmente en funcionamiento”.

La inversión total asciende los 149,5 millones de dólares, estimó Rappaccioli, quien aseguró que dicho reservorio de vapor tiene una disponibilidad de hasta 150 megavatios de energía eléctrica, según estudios realizados.

“Más de 542 mil barriles de petróleo al año dejará de comprar el país con este proyecto”, dijo Conrado, quien estimó que la factura petrolera se reducirá en 38 millones de dólares sólo en la primera fase. “Además, este proyecto garantiza 260 empleos directos e inmediatos”, apuntó.

Casi USD 30 millones para Hidroeléctrica Larreynaga
El ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, y el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, Silvio Conrado, firmaron anoche un convenio de préstamo por 22,9 millones de dólares para financiar el proyecto de construcción de la Central Hidroeléctrica Larreynaga, que tendría un potencial de 17 megavatios.

El monto se suma a los ya aprobados 36,7 millones de dólares, para un total de 59,6 millones de dólares para financiar la primera etapa del proyecto.

El presidente de la República, Daniel Ortega, firmó el convenio en su calidad de testigo, mismo que será enviado a la Asamblea Nacional para su ratificación.

Ortega destacó la importancia de contar con diversas fuentes de generación energética y, en este sentido, señaló que Nicaragua no puede depender en un ciento por ciento de la generación térmica, a base de derivados de petróleo, hídrica o eólica; por lo que se hace necesario contar con proyectos de los tres tipos.

Pese a esto, el mandatario destacó la necesidad de eliminar gradualmente la dependencia de la energía térmica, pues recordó que el petróleo es un recurso perecedero.

Con la colaboración de Ary Pantoja