Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

Los usuarios del servicio de energía eléctrica iniciaron este año con menos derechos y menos instancias para reclamar en contra de las empresas distribuidoras, pues los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) emitieron y ratificaron una sentencia que es interpretada de esta forma por los ejecutivos de Gas Natural/Unión Fenosa, quienes ahora no están recibiendo ni acatando las resoluciones del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific.

Se trata de la sentencia 10 de Corte Plena, firmada por los magistrados el 12 de noviembre de 2009, “donde se deja claro que la Dirección de Defensa del Consumidor debe abstenerse de recibir o de conocer casos de reclamos de energía”, explicó anoche Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa.

Katín dice que esa oficina del Estado ya no puede pronunciarse acerca de ningún caso que tenga que ver con energía eléctrica, porque así se lo ordenó la CSJ, y para tomar esa decisión, los magistrados tuvieron en cuenta que este departamento carece de técnicos en materia de energía, y que para eso se creó el Instituto Nicaragüense de Energía, INE.

Los magistrados, según Katín, se pronunciaron con base en un recurso de inconstitucionalidad que la empresa sometió en 2004, el cual fue fallado en julio de 2009, y ahora es ratificado mediante esta sentencia de Corte Plena.

“Ellos constataron que al intervenir el INE y el Mific se estaba duplicando la instancia administrativa”, estimó.

La Dirección de Defensa del Consumidor (DDC) es parte de la estructura organizativa del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific). Es la única oficina del gobierno que estaba facultada para atender cualquier queja de los usuarios de los servicios públicos, pero ahora se abstiene en el caso de la energía.

Todas las quejas del servicio de energía antes eran recibidas siguiendo el orden de dos instancias de Fenosa y tres instancias del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), las que debían ser agotadas por el usuario para poder llevar su reclamo ante la DDC del Mific, que tenía la última palabra, según el marco legal.

Ya le habían restado funciones

A mediados de 2008, con la entrada en vigencia de la llamada “Ley Antifraude”, se le ordenó a la DDC del Mific que dejara de conocer casos de fraudes de los clientes de Fenosa, y ahora se le impide totalmente de recibir cualquier reclamo de energía.

El gerente de Fenosa dijo que una copia de la sentencia de la CSJ les fue notificada hace un par de semanas, y ya la están aplicando en todas las oficinas de esta empresa, sin embargo, dijo que en los últimos 20 días no han recibido una sola resolución de la DDC del Mific.

“No nos ha venido ninguna resolución este año y sabemos que no nos va a llegar, porque no vemos al Mific desacatando una sentencia de la Corte Suprema”, dijo Katín, quien estimó que el último fallo que recibieron de la DDC es de noviembre pasado.

Agregó que en la DDC todavía hay casos pendientes de reclamos que fueron recibidos hace dos años, “y se trata de varios millones de córdobas que están flotando allí, y que los clientes no han pagado porque estaban esperando una resolución. Son reclamos extensos. Hay clientes hasta con 36 facturas”.

Técnicos del Mific aseguran que se trata de un monto que oscila entre 120 y 300 millones de córdobas, según el fallo que se emitiera. La máxima cantidad recibiría Fenosa en caso de que la DDC, efectivamente, no se pronuncie respecto de estos casos que ahora tiene pendientes.

“Nosotros le vamos a pedir al Mific que regresen todos esos casos al INE, acatando la sentencia de la Corte, y tomando en cuenta que el ente regulador ya les había dicho que ‘no ha lugar’, entonces sólo les queda pagar”, explicó Katín, refiriéndose a todos los clientes que tienen fallos pendientes en la DDC.

La sentencia mencionada llegó anoche a manos de los representantes de organizaciones de defensa de los consumidores, quienes evaluaban lo existente en materia legal para decidir acciones y convocar a una jornada de protestas, por dejar en indefensión al usuario.