•  |
  •  |
  • END

Los pobladores recién ubicados entre el barrio Naciones Unidas y Las Colinas cuentan con el pleno respaldo del gobierno y la alcaldía de Managua, según documentos mostrados por la coordinadora de los Comités del Poder Ciudadano (CPC) de este barrio, Lilliam Olivares.

Anteriormente pobladores de Las Colinas denunciaron que en un predio vacío del sector se instalaron varias casas en lo que será un nuevo asentamiento espontáneo, ocupando terrenos de la alcaldía y además utilizando el muro construido por la señora Gladis Inés Martínez, dueña de la propiedad que limita con las nuevas casas construidas con láminas de zinc, principalmente.

En cartas enviadas al delegado del distrito cinco y a la propia alcaldesa de Managua Daysi Torres, asegura que cuando construyó el muro de su casa, la alcaldía le exigió respetar el derecho de vía lo cual hizo bajo la supervisión de la Alcaldía de Managua.

Posteriormente el lugar, unos 15 metros entre la calle y el muro, se convirtió en un basurero, por lo que solicitó a la alcaldía resolviera el problema, lo cual nunca hizo, afirma.

Finalmente expone que “en la actualidad se está formando un asentamiento espontáneo sin ningún tipo de infraestructura y regulaciones ambientales en el derecho de vía contiguo a mi propiedad, perjudicando directamente a la suscrita y por consiguiente a los vecinos colindantes”. Por su parte, Jorge Eduardo Aragón, poblador de Las Colinas, afirma que ese predio ubicado en la zona de derecho de vía, era un área verde perteneciente a Las Colinas.

Pobladores están respaldados

No obstante, la versión de los pobladores es otra. Según Lilliam Olivares, las familias ubicadas contiguo al muro de la señora Gladys Inés Martínez, fueron desalojadas del barrio Naciones Unidas debido a que estaban en el paso de un proyecto de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

En un principio se les iba a dar un terreno en el mismo barrio, pero no reunía las condiciones y los pobladores no aceptaron, indica Olivares. Posteriormente se les destinó el lugar que ocupan actualmente, el cual era efectivamente un basurero. “Doña Gladys Inés nos dijo que estaba contenta que nos ubicáramos en ese lugar ya que de esa forma iba a desaparecer el basurero, por lo que ahora nos sorprenden sus declaraciones”, señala Olivares.

Pero doña Gladis, en su carta a la alcaldesa de Managua mantiene una posición diferente y afirma que “en días anteriores fue visitada por un grupo de personas que dijeron ser miembros del Consejo del Poder Ciudadano (CPC) del Barrio Naciones Unidas, el cual colinda con nuestro residencial, los que en forma amenazante me reclamaron la gestión realizada por mi persona y un grupo de vecinos sobre el abuso cometido en contra de mi propiedad”, en referencia a la reunión sostenida con el delegado del distrito cinco.

La suerte está echada

Por otro lado, Olivares, coordinadora de los CPC de Naciones Unidas, agrega que los lotes asignados a 8 familias, se entregarán de manera legal con todo y escritura, ya que la Intendencia de la Propiedad anduvo censando a los miembros de las familias.

Además ya Enacal instaló agua potable para estas familias, y tiene un proyecto de instalar tuberías sanitarias. “Nos dijeron que no querían ninguna letrina en ese lugar”, afirmó. La empresa incluso ya firmó contrato de derecho de servicio con los pobladores.

Por otro lado la Alcaldía, según Olivares también ya dispuso hacer la donación a los pobladores instalados en este sector de Las Colinas.