•  |
  •  |
  • END

Los habitantes del nuevo asentamiento “CPC Las Colinas” son dichosos. A pocos días de haberse instalado en un predio baldío, entre el barrio Naciones Unidas y Las Colinas, ya cuentan con el servicio de agua potable y pronto tendrán energía eléctrica de forma legal.

“Ya gestionamos con Unión Fenosa lo de la energía y vinieron a inspeccionar el lugar, el agua la tuvimos ahí no más, hasta firmamos contrato con la empresa”, dijo Haydeé Umaña. Sin embargo, Noel Hernández, del área de prensa de Unión Fenosa, afirmó que hasta ayer no habían recibido ninguna solicitud.

Umaña manifestó que las gestiones ante la distribuidora energética fueron a manera de grupo, sin recibir la ayuda de alguna institución o partido político. Lo mismo ocurrió cuando presentaron solicitud para tener el servicio de agua potable.

Enacal ya está cobrando

En días pasados, Lilliam Olivares, coordinadora de los Comités del Poder Ciudadano (CPC) del barrio, aseguró que contaban con el apoyo de la Alcaldía de Managua y el gobierno.

Jackson Orozco, del departamento de Relaciones Públicas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, confirmó que las ocho familias ubicadas contiguo al muro de la señora Gladys Inés Martínez, firmaron un contrato provisional con la empresa y pagarán cada mes 66 córdobas.

No obstante, Orozco negó que los pobladores consiguieran legalizar el servicio de una forma bastante rápida, por estar en relación directa con los CPC del barrio. “No es por favoritismo político. Nosotros hicimos una inspección y encontramos que estaban ilegales, entonces hicimos un contrato provisional como en todos los asentamientos para recuperar el agua que ellos consumen, pero no instalamos servicios, ellos fueron los que se pegaron y no podíamos dejar eso en el aire”, expresó.

Agregó que este tipo de inspecciones son rutinarias cuando se enteran de un asentamiento recién instalado. “Ellos arman sus conexiones, es un problema en todos los barrios”, refirió Orozco.

Van por títulos

Además de estos servicios básicos, a los pobladores les han prometido sus títulos de propiedad. Personeros de la Intendencia de la Propiedad ya levantaron un censo en el lugar.

“Claro que queremos que nos legalicen porque a nosotros nos reubicaron. A mí me mandó para aquí la gente de la Alcaldía. Ojalá que lo hagan rápido”, dijo la señora Carla Aguilar.

A los tribunales

Las intenciones de los habitantes no serán tan fáciles de cumplir. Los pobladores de Las Colinas indicaron que podrían recurrir a los Tribunales de Justicia si la Alcaldía de Managua no desaloja las familias que se instalaron en la entrada a este residencial, ubicadas de la embajada de España 200 metros hacia arriba, informó Eduardo Aragón Aguilar, poblador de este sector.

Los pobladores denunciaron ante la comuna la reubicación de estas familias, y, según Aragón Aguilar, el delegado del Distrito Cinco de la Alcaldía, les dijo que estaba en toda la disposición de resolver el problema, algo que siguen esperando.

Hasta el momento, la Alcaldía no ha respondido a las llamadas que hicieron para conocer su versión, pues los “nuevos inquilinos” aseguran que tienen su apoyo. El concejal liberal Leonel Téller, denunció que esta situación es parte de un problema mayor que se está dando en la actual administración edilicia, ya que están emitiendo una serie de títulos de propiedad sin la debida aprobación del Concejo.