Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

La ola de calor que ha golpeado en los últimos días al país, no está asociada a movimientos sísmicos, sino a que el sol está a cinco días de caer perpendicularmente sobre Managua, dijo el director ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, Alejandro Rodríguez.

Indicó que el calor se incrementará los días 19, 20 y 21 de marzo, cuando el sol caiga de manera perpendicular a la tierra y que por eso recomendó a las personas gorditas e hipertensas, a prepararse con ropa más fresca.

Comentó que esto es una situación astronómica, y que por eso la población no se debe alarmar, pero sí tomar medidas de prevención.

“El 21 de marzo es el equinoccio de primaria. Esto significa que los días y las noches serán iguales, y es cuando el sol pasa más cerca del Ecuador, buscando el Norte. El otro equinoccio se produce en agosto, que es cuando el sol pasa de regreso por el Ecuador, pero esta vez buscando el Sur”, explicó el director de Ineter.

Cuide su salud
El presidente de la Sociedad Nicaragüense de Medicina General, Sonimeg, Leonel Argüello, dijo que en estos días de mayor calor, la población, y en especial los hipertensos, cardíacos y niños, deben estar más hidratados.

“Los pacientes crónicos deben tomar más agua que de costumbre, buscar la sombra y armarse de mayor paciencia, ya que estos calores pueden provocar infartos”, dijo el médico internista.

Además, recomendó a los directores de escuelas, sacar más temprano a los niños, ya que el sol a mediodía estará más caliente, y puede descompensar a los pequeños.

Las personas con enfermedades crónicas no deben olvidar tomarse sus pastillas, y si el paciente se desmaya, lo adecuado será levantarle los pies, para que la sangre le llegue a la cabeza y no al revés, recomendó el especialista

Caribe adolece de SAT
El director de Ineter, Alejandro Rodríguez, participó en la V Reunión Regional de la Comisión Intergubernamental Oceanográfica, COI, donde se comprobó que Centroamérica adolece de un sistema eficiente de comunicación que permita preparar a la población para saber qué hacer en caso de un tsunami, lo que se conoce como el Sistema de Alerta de Tsunamis, SAT.

Peter Koltermann, jefe de la Unidad de Tsunamis de la COI, anotó que desde hace cinco años los países ribereños se han preparado para evaluar los riesgos, conocer sus debilidades y tener idea de cómo encarar los maremotos.

No obstante, Koltermann advirtió que no es suficiente organizar y manejar el riesgo, “sino que es importante que las poblaciones y los municipios que están en las costas, estén conscientes de lo que tienen que hacer”, ya que ante un tsunami, es poco el tiempo que se tiene para evacuar.

Precisó que ante un tsunami se cuenta entre 10 y 30 minutos después de una alerta. En ese sentido, señaló que cada país con costas en el Caribe es responsable de su propio sistema.

El director del Ineter, Alejandro Rodríguez, dijo que “el peligro de maremoto está siempre presente, y la mejor respuesta es prepararse, porque contra la naturaleza es muy poco lo que podemos hacer", reconoció el funcionario, para quien se debe "aprender a vivir inteligentemente con estas amenazas naturales”.