•  |
  •  |
  • END

El señor Agustín Fuentes denunció que Unión Fenosa se niega a instalarle el servicio de energía eléctrica en su vivienda, ubicada en Villa Arahal, una urbanización localizada en Carretera a Masaya.

“Me solicitaron un poste como condición para poder conectarme”, señaló el afectado, y los directivos de la empresa lo confirmaron argumentando que “no hay condiciones técnicas en el lugar, y por eso se le pidió el requisito”.

Fuentes, un veterano periodista, dijo haber solicitado el servicio hace algunas semanas, y después de una inspección técnica, le informaron que no había condiciones en el sitio para realizar la instalación y hasta le solicitaron que asumiera la colocación de un poste afuera de su casa, para proceder a conectarlo.

“Me pidieron que asumiera el costo del poste y la colocación del mismo frente a mi casa, y que cuando estuviera instalado les avisara para poder conectarme. Eso es ridículo”, estimó Fuentes, quien apuntó que hay plenas condiciones para instalar el servicio pero Fenosa se niega a hacerlo.

Este señor habita en la urbanización Villa Arahal, ubicada en el kilómetro 15.9 de la carretera a Masaya, donde la constructora del grupo Gocha ubicó los postes de energía eléctrica conforme le indicaron.

Los enredos de Katín
Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, dijo que la responsabilidad de esta empresa es conectar cualquier servicio nuevo que cumpla con las condiciones técnicas, es decir, que se encuentre a 150 metros de cualquier poste del tendido de distribución.

Reconoció que Fuentes se encuentra apenas a 25 metros de un poste, pero explicó que este cliente es un caso especial, ya que “el punto en su vivienda adonde él quiere ser conectado se encuentra bien metido en la propiedad, y lanzar un cable desde el poste a ese punto significa invadir el espacio de su vecino”.

Katín subrayó que cumplir con la instalación que Fuentes también implica dejar colgando el cable muy bajo. “Quedaría a menos de tres metros en el nivel más bajo y eso lo penalizan en las inspecciones que nos aplican”, detalló.

Como una forma de resolver la situación, Katín sostuvo que se le orientó a Fuentes “instalar un tubo, un perlín o un poste afuera de su casa, lo cual nos permitiría lanzar el cable desde el poste hasta el punto donde este cliente requiere que quede su medidor”.

El funcionario de Fenosa aclaró que a Fuentes jamás se le ha solicitado un poste del tendido eléctrico, sino “un tubo o un perlín que nos permita cumplir las condiciones técnicas de lanzar el tendido desde el poste hasta el frente de su casa, sin invadir las demás propiedades, y sin que quede colgado muy bajo, y desde ese punto frontal llevarlo hasta adentro de la propiedad”, indicó.

Se conoció que varios dueños de viviendas de Villa Arahal tienen este problema. Fuentes explicó que esta propiedad, cuando fue comprada, no tenía el servicio de energía eléctrica, y la constructora deja que sean los inquilinos los que firmen contrato directo con Fenosa.

INE pidió dos meses
Agregó que intentó presentar esta denuncia ante el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, pero le mencionaron que si lo hacía tendría que esperar un mes para el trámite y otro más para recibir una resolución, por lo cual optó por “dejarlo así” y llevar el caso a los medios de comunicación.