•  |
  •  |
  • END

Los vecinos del barrio Naciones Unidas y de Residencial Las Colinas exigieron a las autoridades de la Policía Nacional y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), que resuelvan de una sola vez la situación legal de las diez familias que ocuparon con viviendas improvisada el terreno que une a ambas zonas.

Nelson Matamoros y Eduardo Aragón, quienes se declaran afectados por esta situación, explicaron que las personas señaladas son de pobladores del barrio “Enrique Lorente”, quienes llegaron a ocupar esas tierras en un acto promovido por funcionarios de Enacal y de la Alcaldía de Managua.

Proyecto Prasma

La apropiación de estos terrenos, según dijeron, es parte del Proyecto de Agua y Saneamiento en Managua, Prasma, que consiste en movilizar a familias que se encuentran en pases de tuberías y que no cuenta con un sistema de agua fortalecido.

“Bajo esta excusa están haciendo conexiones ilegales, dañando propiedad ajena y evitando el pase fluido del chorro para que el agua llegue con buena presión a las casas de Las Colinas”, dijo Matamoros, quien asegura que tienen los documentos de propiedad y están a disposición de las autoridades para aclarar todo.

Este señor precisó que son cinco los dueños de terrenos que fueron afectados, quienes han presentado su denuncia formal en el distrito cinco de la Policía, pero las autoridades no han resuelto nada hasta el momento.

Los más afectados

“Fuimos donde Erick Canales, Delegado del Distrito V, pero este no supo darnos repuesta. Sólo nos dijo que este era un proyecto de Enacal, lavándose las manos”, explicó Aragón, otro vecino afectado.

El lote más afectado, según dijeron, es el número 242 que pertenece al señor Antonio Rocha, y quien se encuentra fuera del país. En ese terreno funciona una terminal de buses del transporte urbano colectivo de la ruta 165, de la Cooperativa Nueva Nicaragua Democrática R.L.

“Ellos botan basura en la calle, hacen conexiones ilegales de agua potable, con lo cual han dañado el paso vehicular. Cuando llueve, se producen unos charcos enormes impidiendo el acceso vehicular y peatonal… todos los vecinos de Las Colinas de la parte de arriba no reciben agua por esas conexiones”, dijo Matamoros.

Explicaron que estas personas también están ocupando el muro perimetral de la propiedad de la señora Gladys Martínez, pues lo usan como pared de las viviendas. Martínez denuncia dicha situación en una carta enviada a la alcaldesa de Managua, Daysi Torres.