•  |
  •  |
  • END

La señora Bertilda Antonia Mejía Martínez, denunció que la Intendencia de la Propiedad le expropió el único bien inmueble que posee desde el año 1966, para entregarlo a terceras personas a través de solvencias supuestamente “amañadas”. Denunció que ella posee su título de propiedad donde se comprueba que es legítima dueña, pero las autoridades han hecho caso omiso.

El inmueble se encuentra inscrito ante el Registro Público de la Propiedad, bajo el número 12,547, tomo 1361, folio 3, asiento cuatro, a favor de doña Bertilda, quien posee la solvencia número 002218 del 24 de agosto de 1992, por el área de 528.75 metros cuadrados.

La vivienda está ubicada de los semáforos de la Tenderí 20 varas al lago, 20 varas abajo, en el barrio “Romín Manríquez”, antes La Mecatera. La vivienda inicialmente fue usurpada por su ex nuera Isabel Josefa Morales Alvarado, quien al darle donde vivir aprovechó la situación para que se le otorgara una solvencia número 0082899 del 14 de diciembre de 1992, por una extensión de 225 metros cuadrados, lo que corresponde al terreno de doña Bertilda.

Morales Alvarado posteriormente vende a Carolina Chamorro en 1996, quien ha venido vendiendo a distintas personas, entre ellos Luís Bodequer, quien vendió a Róger Urbina. Este último la vende a Jorge Luís Ortega, quien señala que compró el terreno a Carolina haciendo uso de documentos que no se corresponden con los registros de la propiedad.

“Este caso ha generado una serie de demandas judiciales inconclusas e injustas en mi contra”, dijo la señora Mejía, quien consideró ser víctima de una grave injusticia por parte de quienes deben impartirla, pese a que demostró con documentos en mano que fue sentenciada a dos años de cárcel y una multa de 500 córdobas en septiembre de 1996.

Sin embargo, en diciembre de 2008 tomó posesión de su propiedad con sus hijas y nietos, pero apareció el señor Luís Boedequer, acompañado de un grupo de hombres y mujeres del Mercado Oriental, armados de machete y pistolas para desalojarlos con lujo de violencia, sin que hasta la fecha la justicia esté a su favor.

La hija de doña Bertilda, Janeth Chávez, comentó que han pedido audiencia a la Intendente de la Propiedad, doctora Yara Pérez, para plantearle la situación, pero no ha respondido y debido a la negativa recurrió ante la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, los que pidieron una explicación al señor Hernán Estrada, Procurador General de la República.

Estrada respondió el cuatro de septiembre del año 2009, que al consultar los expedientes en la Intendencia de la Propiedad, registra que la propiedad esta inscrita a favor de Bertilda, a pesar de que ambas beneficiadas tienen solvencia de la OOT.

Sin embargo la Intendencia de la Propiedad dice que hubo una rectificación de solvencia por la extensión del terreno y que el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), está enterado. “Pero eso es falso”, dijo doña Janeth, quien posee una constancia de Catastro donde expresa que no han orientado ningún trabajo de deslinde y amojonamiento, en la dirección señalada.

Ellas aseguran que la Intendencia de la Propiedad y la Procuraduría General de la República se han dejado llevar únicamente por la versión de estas personas que pretenden adueñarse de la propiedad, sin que las instituciones encargadas se hayan tomado la molestia en ir a inspeccionar al lugar.

La señora demanda al gobierno que rectifique todas estas anomalías y le regresen su propiedad, de la cual tiene recibos que comprueban que la obtuvo de buena fe y que ahora le pretenden arrebatar para entregársela a otras personas que se hacen valer de documentos falsos.