•  |
  •  |
  • END

Los directivos de la compañía de teléfonos celulares Nokia en alianza con los funcionarios de los organismos Catholic Relief Services (CRS), YouthBuild e International Youth Foundation; emprendieron un proyecto denominado Jóvenes Constructores de Centroamérica, que busca dar oportunidades a personas de escasos recursos para que ingresen al sistema escolar y al mercado laboral.

Martín Chirotarrab, Director General de Nokia para América Latina y el Caribe, explicó que los países centroamericanos beneficiados con la iniciativa son Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. En nuestro país, la organización encargada es Cantera, Centro de Comunicación y Educación Popular.

Chirotarrab expresó que la meta en Nicaragua es que en dos años se logren profesionalizar 130 jóvenes del barrio “Jorge Dimitrov” de la capital, porque es considerado uno de los puntos claves de la delincuencia y los grupos juveniles.

“Quisimos cooperar con todos aquellos lugares donde la delincuencia es el mayor problema, y quienes los cometen son jóvenes que no tienen la oportunidad o tienen conflictos personales. Nosotros buscamos darle una solución y estamos logrando de que estos bajen el índice de crímenes y que ya no sean portada de una nota roja en los medios de comunicación”, enfatizó Como resultado de este plan se ha rehabilitado el auditorio La Olla de la Soya, unas instalaciones que pertenecen a un proyecto de organizaciones que forman parte del consorcio, y donde han tenido experiencia en la intervención con jóvenes del barrio.

Asimismo, se ha construido una cancha de fútbol-sala con la supervisión de la Alcaldía de Managua, ALMA, y una unidad preventiva contra la violencia de la Policía Nacional. “Todas éstas obras se realizaron gracias al aprendizaje que ellos obtuvieron en el programa”, declaró Rina Campos, Coordinadora Regional del Programa.

Chirotarrab reveló que pretenden beneficiar a 460 jóvenes, de los cuales, ahora llevan 224. Son unos 160 de El Salvador, 130 en Nicaragua, 70 en Honduras y 130 en Guatemala.

En el proceso de aprendizaje esperan impartir educación y formación técnico-vocacional del Instituto Nicaragüense de Tecnología, Inatec, como: estudios en caja y computación, Windows e Internet, construcción básica, reparación y mantenimiento de computadoras y otras habilidades para la vida facilitadas por Cantera.

Porfirio Estrella es un joven que pertenecía a un grupo de este sector y por sugerencia de un amigo entró al programa. Ahora está laborando para la Compañía M&M Mántica S.A, una empresa privada que está cooperando con el proyecto.

“Me siento feliz porque siento que ahora estoy haciendo algo distinto y puedo valerme por mi mismo y trabajar para ser parte importante de la sociedad”, relató.