•  |
  •  |
  • END

Un derrame de aguas negras está quitando la vida a pobladores de Residencial El Dorado, quienes están “inundados de putrefacción”, según explican los vecinos Héctor Pérez y Gioconda Morales. Los servicios higiénicos de varias viviendas se rebalsan de pestilencia cuando llueve fuerte, y desde hace siete días este problema está generando mayor preocupación, dijeron, pues de un manjol está manando suciedad, exactamente de la Farmacia Salazar una cuadra al este. Ellos aseguran que desde hace una semana reportaron este problema a Enacal, pero no han tenido respuesta. Los funcionarios de la empresa ayer prometieron a EL NUEVO DIARIO que hoy lo resuelven. CARLOS CORTEZ / END