•  |
  •  |
  • END

Un derrame de aguas negras mantiene preocupados desde hace cinco días a los vecinos de un sector del barrio San Judas, quienes reportaron esta incidencia a Enacal desde el fin de semana y todavía no llegan a repararla. “Ese manjol pasa volando agua sucia día y noche, y es la única entrada y salida peatonal para los habitantes del camino Viejo a Pochocuape”, dijo don Héctor Urbina, habitante de la zona, quien precisó que el problema está ubicado en el sector de la pista Suburbana, de la fábrica Bloque Roka una cuadra al sur. La empresa anunció que hoy brinda una solución. MANUEL ZAPATA / END