•  |
  •  |
  • END

¡A cuidar Tiscapa!
Edith Pineda
Más de 500 alumnos desfilaron ayer bajo el lema “¡démosle un respiro a Tiscapa!”, recorriendo las calles que circundan esta laguna capitalina. Llamaron a castigar a los transgresores del medioambiente y anunciaron una intensa jornada para salvar este manto acuífero.

Se trata de una iniciativa que busca crear conciencia en los escolares y pobladores de Managua, especialmente los que habitan en las zonas aledañas a los cauces que desembocan en esta laguna, acerca de la necesidad de adoptar buenos hábitos en el manejo de la basura.

Es una campaña impulsada por el Foro Nacional de Reciclaje, Fonare, en coordinación con la alcaldía capitalina y el apoyo de los jóvenes ambientalista del Movimiento Guardabarranco, el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena; el Ministerio de Educación, Mined; el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur; Cruz Roja Nicaragüense, Cuerpo de Bomberos y otros organismos.

Según Walter Osejo, vicepresidente del Fonare, la campaña durará tres meses y la meta es sembrar unas 1500 plantas en las laderas de Tiscapa para contribuir a su recuperación. La marcha terminó en El Ranchón de la comuna, donde los alumnos tomaron la promesa de trabajar por cuidar y rescatar la riqueza natural de la laguna.

Presentan nuevo Movimiento de Consumidores en Acción
Karelia Duarte
Los dirigentes del Movimiento de Consumidores en Acción, MCA, hicieron oficial su presentación como nuevo organismo de protección y defensa de los derechos de los consumidores. Con una Junta Directiva de 20 personas, anunciaron que trabajarán sobre tres ejes principales: energía, alimentos y servicios financieros.

“Nos organizamos con el fin de incorporar y solucionar problemas de los usuarios de los servicios básicos. No queremos enfrentar al gobierno, sino a las instituciones que quieren explotar el bolsillo de los consumidores”, expresó Rubén Arriola, Fiscal del MCA.

Se trata de todos los activistas que integraban la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, quienes ahora prometen luchar por un consumo justo y por los derechos de los usuarios de los servicios básicos y financieros, pero bajo esta nueva bandera.

Durante el lanzamiento oficial de la organización también se explicó su primera acción legal emprendida a favor de los usuarios del servicio de energía eléctrica, un recurso de amparo presentado ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, contra el alza de tarifas del 6.85 por ciento que aprobó el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), para que entrara en vigencia a partir del primero de mayo pasado.

Juan Carlos López, Asesor Legal del MCA, dijo que presentaron dicho recurso el 25 de mayo pasado, y el TAM tiene un período de notificaciones de un máximo de diez días, sin embargo, en materia aplicable, en dos o tres días puede enviarlo a la Corte Suprema de Justicia, CSJ, si el documento es meritorio.

López explicó que al día siguiente, 26 de mayo, fue consolidado el recurso en Ordice del Tribunal de Apelaciones, pues se anexó una resolución del INE de diciembre del año pasado, la cual habían pasado por alto. “Nosotros, cuando llevamos el recurso, nos lo sellaron y firmaron, y ahora sólo nos queda esperar la notificación”, indicó.

No obstante, el abogado refirió que al llegar al día siguiente, la persona encargada de la oficina les dijo que dicho recurso ya había sido transferido a la Corte Suprema. “No creo que hayan desestimado el recurso, ya que cuenta con todos los requisitos pertinentes. Yo comprendo que deberíamos tener una notificación más formal, como la ley lo dicta, pero en la práctica es muy difícil que lo realicen así. No es algo normal, pero a veces sucede”, apuntó.

Agregó que no existe posibilidad de que los magistrados no consideren este recurso, y esperan muy pronto ser llamados para enfrentar a la otra parte, los funcionarios del ente regulador.

Alcohólicos Anónimos celebran sus 75 años de fundación
Matilde Córdoba
La historia de cada alcohólico es siempre diferente. Siempre desgarradora. Siempre relacionada con el cementerio, el hospital o la cárcel. Es siempre “una obsesión mental”, como la define un alcohólico anónimo que desde hace 32 años forma parte de esa organización que hoy cumple 75 años de haber sacado a millones del alcoholismo.

Este señor de 67 años, cuyo rostro y generales son anónimos, tocó fondo a los 35 años. A pesar de que en su grupo de Alcohólicos Anónimos su testimonio es más que conocido, él no lo cuenta fácilmente. Para empezar su historia dice que “llegó a lo último”.

Y su historia inicia por el final, porque el inicio para es en los Alcohólicos Anónimos. El final está marcado de delirios. En 1979 Nicaragua estaba convulsionada mientras él estaba recluido en el Hospital Psiquiátrico. Llegó allí con delirios extremos y más de un mal en su estómago y en su piel. Pero el principal mal lo tenía en el corazón, cansado de caer y recaer.

“Un trago era mucho y cien no bastaban”, relata. Hoy se encarga de dar información sobre la organización, creada hace 75 años en Estados Unidos, y por la que hoy se reunirán unos 75 mil miembros provenientes de todo el mundo.

En nuestro país las cifras de delitos donde está involucrada una persona embriagada dejan ver el grave problema que provoca el alcohol. De acuerdo con estadísticas de la Policía Nacional, en el primer trimestre de este año, en el 24.1% de los homicidios el victimario estaba ebrio. Hay un dato que da escalofríos: de los diez parricidios ocurridos este mismo período, en tres de ellos el victimario estaba ebrio.

Juan, un joven de 30 años miembro de AA, recuerda que sus principales problemas con la justicia se dieron porque estaba tomado. En una ocasión golpeó a su madre y hasta entonces fue que decidió buscar rehabilitación.

Cuenta el señor de 67 años, que los alcohólicos no se curan. Los 15 mil miembros de los Alcohólicos Anónimos que tiene Nicaragua no pueden decirse curados. Ellos viven en abstinencia, y muchos tienen el temor de recaer por eso viven las 24 horas del día.

“Hay algunos AA que no toman nada de lo que tiene alcohol. Hoy yo me rasuré, vea. Creo que lo hice mal porque estaba apurado, pero hay compañeros que no usan ni colonia para afeitar porque tiene alcohol, yo no puedo dejar de echármela”.

Uno de los “custodios” de los Alcohólicos Anónimos dice que a los 35 años, ahora tiene 63 y padece de diabetes, permanecía en las cunetas. Pedía para beber aunque el alcohol le destrozara los labios, ya en carne viva.

“Era un bazuquero que bebía alcohol con agua”, dice, haciendo énfasis en el alcohol, pues insiste en diferenciarlo del licor. “A veces, me ganaba tragos declamando poemas, bailando, cantando”.

Entró en razón luego que murió su madre. Aunque murió por un infarto, él insiste en que fue de sufrimiento, porque cuando ya se iba, con su mano en la frente, le pidió a Dios que se los llevara a los dos para no dejar a su hijo mayor tirado en la cuneta. “He descubierto que aprendiendo a vivir se deja de beber”, dice 28 años después que se bebió su último trago de alcohol.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus