•  |
  •  |
  • END

La empresa privada es la máxima contratista de personal mediante el Servicio Público de Empleo, Sepem, que ofrece el Ministerio del Trabajo, Mitrab. Eso lo confirma Odel González, Director de Empleo y Salario de la institución, quien explicó que han fortalecido esta vía para que los desempleados consigan un trabajo llenando una serie de requisitos.

El Sepem es una oficina del Mitrab que se encarga de acopiar las solicitudes de personal de diversos empleadores, y, de igual manera, recibir las solicitudes de empleo que llevan varias personas. “Nosotros buscamos hacer una conexión adecuada entre la oferta y la demanda, considerando las características profesionales o de oficio que busca el empleador y que ofrece un postulante a empleado”, explicó González.

El funcionario explicó que esta oficina antes funcionaba de otra manera. “Cuando una persona desempleada visitaba la oficina buscando empleo, entonces se verificaba si había vacantes para poder ocupar. Si éste o ésta cumplía con los requisitos se hacía una lista de posibles contratados”, detalló.

Orientación y acompañamiento

Ahora es diferente, según dijo, ya que desde 2007 ahora “nosotros no sólo somos un conducto de empleo, sino también orientamos laboralmente. El analista ayuda al solicitante a hacer el currículo y hasta lo imprime, cuando éste no lo trae”, destacó.

Entre los servicios que ofrece el Sepem, subrayó la orientación al perfil de empleo y ocupacional. “Estamos orientando a las personas sobre cuáles son las ocupaciones donde puede tener un mejor desempeño”, dijo.

Son estos mismos analistas los que se encargan de revisar la oferta de los empleadores y la demanda de los solicitantes, para recomendar a las personas más idóneas que busca el empleador. “Inspeccionan los perfiles de los buscadores de empleo que llegan diariamente, para que éstos estén en armonía, ya que éstos deben de poseer un nivel de formación académica, experiencia laboral y hasta llegan a ser considerados con otro tipo de habilidades, como requisitos del cargo solicitado”, mencionó.

No apegados al gobierno

Aclaró que se trata de una oficina de servicio público, lo que no significa “apegado al gobierno”, sino de servicios dirigidos a toda la ciudadanía nicaragüense, sin importar su credo político, social y cultural.

Indicó que no requieren algún aval político para atender cualquier solicitud. “Nosotros atendemos a todas las personas que vienen aquí y no pedimos aval, ya que no sería un servicio público si esto ocurre, y eso no sería justos para los buscadores de empleo”, defendió.

Los requisitos son estrictamente laborales, según estimó al mencionar: el currículo, diplomas, recomendaciones, y de manera opcional el record policial. “Realmente no pedimos el record policial, pero hay algunos que lo traen, pero no es indispensable, porque sabemos que la emisión de este documento tiene un costo, salvo que se lo pida la empresa que lo va a contratar. Pero eso ya es asunto del empleador”, especificó.

Acopian solicitudes de personal

Para lograr acopiar las solicitudes de los empleadores, afinó que han firmado convenios con la Cámara de Comercio y otras entidades, lo que ha generado oportunidades especialmente en la industria del sector comercio, manufactura, constructora, servicios múltiples y bancarios.

Precisó que el Sepem intermedia en este caso sólo a través del análisis y la entrega de una lista. “Nosotros proponemos una lista de candidatos idóneos, y quien decide la contratación es la empresa. Nosotros no recomendamos a nadie en especial. No nos metemos en las decisiones internas de la misma, pero sí estamos al tanto de nuestros remitidos. Estamos en comunicación con la empresa”, señaló.

Estimó que el perfil académico del postulante para un empleo ahora es un parámetro fundamental para poder colocarlo o insertarlo en el mundo laboral, que regularmente sucede entre seis o siete días después de haber presentado su solicitud formal.