•  |
  •  |
  • END

Los miembros de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicootaxi), lanzaron una campaña de solidaridad en beneficio de los más de cien niños con discapacidad que alberga el Hogar de Protección Pajarito Azul, con el fin de colectar 50 mil córdobas con el aporte de todos los taxistas del país y las personas que deseen ayudar a los infantes.

José Vidal Almendárez, presidente de Fenicootaxi, explicó que ubicarán cajas en las diferentes cooperativas, centrales y uniones de taxistas para que los trabajadores del volante hagan su donativo para la noble causa. Además, cada agrupación de taxistas dará su aporte con montos que van desde 500 córdobas en adelante. “Fenicotaxi aportará 10 mil córdobas”, prometió.

Agregó que representantes de cooperativas de León, Granada y Tipitapa, ya han anunciado su participación en la campaña. Reynaldo Bermúdez, tesorero de Fenicootaxi, aseguró que también estarían brindando su apoyo a otros centros infantiles que necesiten ayuda y, posteriormente, apadrinar de forma permanente un albergue de escasos recursos.

Desde el viernes

“A partir de este viernes vamos a andar en las calles con un camioncito recogiendo en los centros populares de concentración, en los semáforos, mercados. Esto es amplio”, afirmó.

Miriam Lanuza, jefa de Relaciones Públicas del Hogar Pajarito Azul, señaló que reciben mensualmente 247 mil córdobas por parte del Ministerio de la Familia como apoyo, pero que dicho monto no es suficiente para atender a los más de cien niños que habitan en este lugar. Dijo que 92 de los infantes son huérfanos, y apenas ocho tienen una familia pero muy pobre, que no cuenta con los recursos económicos para cubrir todas las necesidades.

¿Qué se necesita?

“¿Pueden imaginarse ustedes todo lo que necesita una familia en una casa? Todo eso necesitamos: comida, ropa, medicamentos, necesitamos pagar agua, luz; las capacidades de los niños son muy limitadas, son niños con parálisis cerebral, con síndrome de Down, con retraso sicomotor, tenemos niños sordos, no videntes, hay retardo mental, hay esquizofrenia y un sinnúmero más de incapacidades”, detalló Lanuza.

Omar Miranda, jefe de Relaciones Públicas de Fenicootaxi, dijo que “no hay nicaragüense tan pobre que no pueda aportar para estos niños, ni ricos que se queden pobres con una aportación que haga para estos niños, es decir, aquí en esta campaña tienen espacio todos los nicaragüenses, no importa cuál sea el lugar o el espacio que ocupen en esta sociedad”. La campaña inició ayer y finalizará el próximo 28 de Junio.