•  |
  •  |
  • END

El Congreso de El Salvador aprobó una legislación que permite a los usuarios del servicio de telefonía celular conservar el número que utilizan en su equipo aunque cambien de empresa operadora, a cuyos ejecutivos obliga a no fijar fecha de vencimiento del “tiempo aire” para las tarjetas prepago o recargas electrónicas que compran. Eso anuncia en Nicaragua un debate destinado a adoptar las mismas medidas.

La primera reacción fue del diputado Agustín Jarquín, miembro de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, quien dijo a END que la acción emprendida por sus pares salvadoreños fue a través de una reforma a la Ley de Telecomunicaciones de ese país.

No postergar

Dijo que es importante que ese paso lo siga Nicaragua, “y no sigamos postergando más la elaboración de una moderna, competitiva y nueva ley que incorpore los beneficios de la interconectividad”, es decir, no “castigo” con mayor precio por minuto y por llamar de un celular a otro servido por otra empresa.

Jarquín propuso que en una reforma a la Ley 200 de Telecomunicaciones se deberá consignar el no pago de roaming dentro de la región centroamericana, diferenciar entre el prestador de servicios y la administradora de redes como Claro, para que no pueda prohibir que otra empresa similar utilice su red cuando esté dispuesta a pagar por el peaje conforme tarifa establecida por el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).

Portabilidad numérica

El diputado se refiere a lo que técnicamente se conoce como Portabilidad Numérica, lo que permite a los usuarios de teléfonos celulares migrar a otras empresas servidoras de telefonía celular conservando el mismo número.

Y es que en El Salvador hay más celulares que salvadoreños, pues se registran siete millones 400 mil celulares activos y un millón 100 mil teléfonos fijos, sin embargo, el gobierno sólo reporta un total de seis millones cien mil habitantes, quienes son atendidos por las compañías: Claro de México, Tigo de Luxemburgo, Digicel de Bermuda, Telefónica de España y la salvadoreña Red.

La legislación ya fue aprobada por los cuzcatlecos, pero ese derecho ahora está por consignarlo el presidente Mauricio Funes. “Además de la portabilidad numérica también debería incluirse la prohibición de redondeo del minuto usado”, dijo el diputado Jarquín en Nicaragua, al referirse al tema.

Regresa discusión del redondeo

El legislador se refiere a obligar mediante Ley a las empresas operadoras para que cobren al usuario solamente por el tiempo exacto que duró su llamada, y que no apliquen un sistema que redondea a fracciones de minutos el tiempo consumido.

“Los miembros de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea, debemos de ponerle mejor atención y diligencia a la aprobación de una nueva ley que reemplace a la obsoleta Ley 200, para que tengamos un servicio de telecomunicaciones con servicio de calidad y a precios no tan caros como resultan hoy”, dijo Jarquín.

Tres propuestas y nada concreto

Confirmó que en el Parlamento existen desde hace varios años tres iniciativas para elaborar una nueva y moderna ley de telecomunicaciones, donde se podrían insertar esos adelantos que acaba de aprobar el congreso salvadoreño para sus usuarios de la telefonía celular.

Una eventual reforma a la ley de telecomunicaciones también debería frenar a la empresa Claro, que presiona a sus clientes de la modalidad prepago para que compren “tiempo aire” para sus equipos o de lo contrario inactivan el servicio.

Jarquín confirmó a END que procederá a oficializar su demanda ante el presidente de la comisión de Infraestructura y Telecomunicaciones de la Asamblea Nacional, y así iniciar un debate que lleve a la elaboración de una moderna legislación y terminar con los abusos que están cometiendo las empresas.

En esta discusión también se debería evaluar el precio por minuto que las firmas aplican a sus usuarios en las modalidades prepago y postpago, pues EL NUEVO DIARIO comprobó que las compañías en Nicaragua pueden operar con tarifas más bajas a las autorizadas por Telcor. Además, una de ellas aumenta o disminuye la tarifa de forma repentina.