•  |
  •  |
  • END

Los directivos del Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible, Simas, aseguran que los miembros de los Comités de Agua Potable y Saneamiento, CAPS, están complacidos con la reciente aprobación de su Ley en la Asamblea Nacional, sin embargo, alertaron que será imposible que cada uno logre su personalidad jurídica como se dispone en dicha legislación.

Simas es un organismo que está en constante apoyo a los CAPS, que son pequeños grupos de pobladores que se organizan en sus comunidades rurales para tener el servicio de agua potable de diversas maneras. Ellos iniciaron el acompañamiento a esos habitantes desde hace cuatro años, pues funcionan como una entidad de documentación e información para el sector campesino.

Alegría por la Ley

Vanian Flores, divulgadora de Simas, aseguró que los integrantes de los CAPS están complacidos con la aprobación de la Ley Especial para la Creación de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS), ya que les han reconocido su labor y su esfuerzo. “Están alegres porque ahora sí se les reconoce legalmente, lo que es el único beneficio”, indicó.

Flores subrayó que lo negativo de la Ley es que exige personalidad jurídica a todos los Comités conformados para poder ser reconocidos ante la legislación, y muchos de ellos son células de unas tres personas que habitan en zonas recónditas.

“Es imposible que éstos obtengan una documentación de este tipo. Es ilógico que todos los Comités tengan personalidad jurídica. Estamos hablando de tres mil CAPS, y muchos de ellos son grupos pequeños porque son de zonas recónditas”, aseveró.

Ella opina que se trata de familias pobres que viven en zonas alejadas, y será difícil que tengan tiempo y otros recursos para poder realizar todas las gestiones pertinentes con el fin de alcanzar su personería jurídica.

CODA lidera

Indicó que Simas ha volcado su labor a favor de los CAPS “por el interés que tenemos con la parte ecológica, la protección al medio ambiente y el desarrollo humano equitativo”.

Recordó que los integrantes de los CAPS formaron un movimiento denominado “Alianza por el Agua”, con ayuda de varios cooperantes, entre ellos Simas, pero por asuntos internos tuvieron que disolverse y formar una nueva Coalición de Organizaciones por el Derecho al Agua (CODA), que actualmente son las organizaciones activas que apoyan a los comités.

“Nuestra función con los CAPS es divulgar, informar y documentar a todas aquellas comunidades que están siendo beneficiadas por proyectos como éste, y las que no, pues de esta manera conocerán más, y así se incentivará a que realicen lo mismo”, dijo Flores.

Expuso que después de la aprobación de la Ley en mayo pasado, Simas impartirá talleres sobre las ventajas y desventajas de la misma. “Vamos a informar a distintas comunidades para que tengan conocimiento sobre lo que ellos hacen realmente”, afirmó.