•   Redacción Central  |
  •  |
  •  |
  • END

La demanda que presentaran los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), contra los siete bancos del Sistema Financiero Nacional, por prácticas anticompetitivas en el cobro de intereses por las tarjetas de crédito, fue aceptada desde la semana pasada por los directivos del Instituto de Promoción de la Competencia, Procompetencia, “y ahora los banqueros deben responder”.

De esto último está convencido Jorge Eduardo Rooseess, activista de la Red de Consumidores, quien precisó que los representantes de los bancos ahora tienen 30 días para contestar a la denuncia que este organismo llevó a dicho instituto desde el pasado 17 de junio.

Rooseess explicó que Procompetencia les notificó el pasado 23 de junio que su denuncia fue aceptada, algo que confirmó el Instituto en una nota de prensa difundida ayer, donde asegura que dicho recurso ahora sigue el proceso administrativo pues cumplió con todos los requisitos de la Ley 601.

Todos notificados

“Todos los bancos también ya fueron notificados. Denunciamos a Asobanp, a Banex, Bancentro, Banpro, ProCredit, BDF, BAC y a Citibank, porque ellos están coludidos. Tienen un carter para fijar una tasa de interés y no competir entre sí. De manera que las tasas no son de interés de mercado y no se rigen por la ley de la oferta y la demanda, sino que se ponen de acuerdo para no competir”, explicó Rooseess.

“Ahora estamos en un plazo probatorio de 30 días para que ambas partes aporten pruebas. Los bancos deben responder y la Red de Consumidores tiene 10 días para publicar el auto en un edicto, el cual saldrá esta semana en EL NUEVO DIARIO”, dijo Rooseess.

Recordó que es la primera denuncia que presentan los consumidores ante Procompetencia, haciendo uso de la Ley que evita prácticas anticompetitivas. “La evidencia más clara de nuestra denuncia es el comunicado que publicó Asobanp, en el que todos acuerdan reducir la tasa de interés en un 10%, bajándola del 60 al 50%, sin que haya competencia alguna entre sí”, señaló.

No quieren competir

“No están compitiendo. Están aplastando la demanda de los usuarios. Ellos practican un carter que es prohibido por la Ley 601. Nosotros esperamos que Procompetencia se pronuncie de forma contundente en este caso para sentar un precedente”, indicó.

Según el miembro de la Red de Consumidores, la sanción más grave sería la más acertada en este caso, para sentar un precedente y promover una sana competencia entre los bancos, cuyos directivos tendrían que devolver unos 370 millones de dólares que representan el 10% de sus activos de 2009.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus