•  |
  •  |
  • END

La compañía nicaragüense pionera en el manejo de energía renovable, Tecnosol, quedó entre las cinco mejores empresas galardonadas en los Premios Globales a la Energía Renovable 2010, efectuados en Londres este primero de julio.

Según los jueces del certamen, Tecnosol fue seleccionada por su enorme compromiso, y por el éxito que ha tenido en la oferta de novedosos servicios y en la creación de oportunidades a la población rural, al brindarle una red eléctrica, mediante la expansión de placas fotovoltaicas solares, así como también por la efectiva estrategia de marketing que le ha permitido abastecer a países vecinos.

En el concurso participaron más de 350 casas comerciales procedentes de diferentes partes del mundo, de las que sólo quedaron seis, y de ahí se eligió a la del primer lugar, que fue la compañía D Light Design, de la India. Ésta obtuvo el Premio de Oro, equivalente a 60 mil dólares.

El resto de las casas aspirantes, también catalogadas como las mejores del mundo, entre ellas Tecnosol, obtuvieron un premio de 20 mil dólares.

Por su parte, el presidente de Tecnosol, el ingeniero Vladimir Delagneau, manifestó que el estímulo es merecido, “por el impacto de nuestro trabajo en las zonas rurales y aisladas de Nicaragua. También por los beneficios de nuestros sistemas, así como por las capacitaciones que hemos realizado en venta y técnica a más de 100 personas, a través de alianzas con instituciones gubernamentales y no gubernamentales”.

Asimismo, destacó que gracias a dicha empresa existen comunidades del país en las que un 80% de sus viviendas usan paneles solares para generar su propia electricidad, tales como El Jobito, comunidad El Rama, en donde se han instalado más de 60 sistemas, en su mayoría al crédito, por un financiamiento otorgado por la propia compañía.

Contra la pobreza y el cambio climático

Sarah Butler-Sloss, fundadora y presidenta del certamen, aseguró que “los ganadores de este año son una prueba viva de la importante contribución que las iniciativas locales de energía sostenible pueden conseguir para abordar la pobreza, la falta de acceso a recursos y la amenaza del cambio climático”.

Los Premios a la Energía Sostenible se fundaron en 2001 con el fin de fomentar un mayor uso de la energía local sostenible para abordar el problema del cambio climático y aliviar la pobreza.

La labor de los Premios es mostrar y celebrar los modelos a seguir, fomentar la expansión e imitación del trabajo de los premiados, incrementar la concienciación sobre el potencial de la energía sostenible local, y reivindicar la labor de los ganadores.