•  |
  •  |
  • END

José Antonio Zepeda, Secretario General de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, viaja al pasado para concluir que el mal salario que tanto lamentan los más de 45 mil educadores de este país, es una herencia “neoliberal”.

El representante sindical dijo que los maestros han recibido más beneficios salariales en los años de gobierno del presidente Daniel Ortega, que en los 16 años “neoliberales”, pero cuando se le cuestiona si tiene una propuesta concreta que apoye la solicitud de mejora salarial de los docentes, responde que no, porque la misma debe estar en correspondencia a la Ley General de Educación que contempla se haga tomando en cuenta la inflación y el crecimiento económico.

Zepeda admite que “el salario de los maestros no es el que merecen, pero es el que podemos dar”, poniendo como ejemplo que el gobierno está beneficiando a los docentes con el bono solidario de 529 córdobas, provenientes de la cooperación venezolana.

Aseguró que no es necesario que el monto sea anexado al salario como han pedido los educadores, y más bien dijo que es beneficio que en cualquier momento puede ser suspendido
El bono solidario --de acuerdo con el anuncio hecho por el presidente Ortega-- se entregará hasta diciembre. Zepeda dijo que para entonces entrarán en negociación con el Estado. ¿Qué propondrán? Omite la respuesta bajo el alegato de que su experiencia como sindicalista le ha enseñado que no es conveniente revelar los puntos a discusión.

Casas con cuotas equivalentes a mitad del salario

En lo que va del mes, 52 maestros de Managua han sido beneficiados con viviendas, como parte de un proyecto resultado del aporte del gobierno y el Fondo Mutual manejado por Anden.

Eso sí, cada beneficiario deberá destinar casi la mitad de su sueldo para pagar la cuota mensual establecida en 80 dólares, por un plazo de 12 años y medio. El líder de Anden no cree que sea un monto inalcanzable. Además, “ellos se comprometen, aquí nadie los está obligando”, expresó, tras señalar que “no tienen otra oportunidad” para adquirir casas bajo las condiciones que les están siendo otorgadas.

Pese a que reconoce la mora que registra el proyecto del Estado “Casas para el pueblo”, cuyos beneficiarios, entre ellos maestros, no han podido pagar, aseguró que los educadores podrán cumplir con las obligaciones de pago, ya que de ellos dependerá que se sigan desarrollando proyectos que beneficien a más colegas.

A través del Fondo Mutual, el 29 de junio se entregaron 32 viviendas en Ticomo, y ayer otras 20 en Ciudad Sandino, la próxima semana serán 127 casas en El Viejo, Chinandega.

Zepeda anunció que se acordó con el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, que en Jinotega, en la segunda quincena de julio, se inicie la construcción de 124 viviendas para maestros.