•   BLUEFIELDS, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Unos 50 ex trabajadores de la colapsada empresa camaronera Gulf King’s apoyados por familiares y pobladores, realizan alrededor de los depósitos de combustible ubicados en el puerto caribeño de El Bluff, una protesta por la demora en la entrega de sus respectivas liquidaciones.

El capitán de barco Juan Pictan denunció que él y sus colegas marineros tienen más de siete meses de estar esperando que Gulf King’s cumpla con una sentencia judicial que les manda a liquidar a los trabajadores. “Sólo a mí me deben 60 mil córdobas”, se quejó.

Los directivos de Gulf King’s han explicado en reiteradas ocasiones que ellos tienen la disposición de cumplirles a sus antiguos empleados, pero que no tienen los recursos para liquidarlos. Por eso han pedido auxilio al gobierno para reactivar barcos y continuar con las faenas de pesca, pero a juicio de los trabajadores, ese consorcio es un cadáver al que ya no le sirve para nada una transfusión.

Empresa en profunda crisis

El dirigente comunitario Dumar Quiroz explicó que El Bluff fue un emporio de la industria camaronera, pero que la pesca intensiva ha reducido dramáticamente la población de ese crustáceo.

Señaló, además, que la Gulf King’s ya había cerrado la planta maquiladora de mariscos Oceanic y el astillero Sea Service, dejando sin opción de trabajo a 5 mil habitantes del puerto.

“Actualmente, en coordinación con el Consejo Regional Autónomo de la RAAS y con el gobierno central, hemos creado la empresa South Atlantic Sea Food S.A. (SASA), y estamos gestionando un fondo de 3 millones de dólares, a través de Albanisa, para reactivar 17 barcos de Gulf King’s y 11 contenedores de Oceanic, para pescar y procesar camarones; de esa forma podremos paliar el desempleo en El Bluff”, indicó Quiroz.
 
Sin embargo, Juan Pictan señaló que los capitanes de barcos, marineros y trabajadores de la maquila de mariscos, ya no creen en promesas, y por eso dan un plazo de 24 horas para que les resuelvan sus demandas, de lo contrario, paralizarán Petronic, y de esta forma Bluefields y las comunidades de la RAAS podrían quedarse sin combustible.