•  |
  •  |
  • END

El gobierno reconoció que existe escasez de perecederos, pero minimizaron el impacto atribuyéndolo al tradicional ciclo agrícola. Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, celebraron que al menos tomaron en cuenta su alerta divulgada la semana pasada, pues el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, anunció que invertirá hasta cuatro millones de dólares en la producción de papa y maíz.

Gonzalo Salgado, miembro de la RNDC, dijo que celebra el anuncio del Magfor, pero eso contradice lo que Ariel Bucardo, titular de este Ministerio, había anunciado hace algunas semanas, cuando adelantaba que “Nicaragua tendrá este año una producción récord de alimentos, gracias a que hasta el momento el invierno ha favorecido”.

Salgado destacó que “es importante que el gobierno se ponga al frente de esta situación a lo inmediato, pues ya está afectando los bolsillos de los consumidores”. No obstante, llamó “a que asuma su papel de una forma seria, reconociendo cuando hay problemas y dando muestras de la solución que están buscando”.

Confirman escasez
El directivo de la Red destaca que la atención a los granos es imprescindible, pero llama a tomar medidas inmediatas en los mercados con respecto a los perecederos, pues debido a las lluvias ahora se ve afectado el precio del tomate, chiltoma, papa, zanahoria y repollo.

Bucardo reconoce en una nota del Magfor “la escasez de hortalizas que hay en el mercado local, y confirmó que se debe al período de cosecha”. De manera particular se refiere al tomate, del cual aclara que su período de cosecha inicia en agosto.

“En estos momentos en Nicaragua no hay producción de tomate, porque no es el período de salida de la cosecha”, explica Bucardo, quien señala que la escasez de hortalizas se presenta todos los años en mayo, junio y julio, “período cuando no sale cosecha, hasta agosto, cuando la producción está en su punto”.

Nada de las lluvias
El Magfor hasta ahora no ha informado del impacto que ha tenido la temporada lluviosa en los cultivos, aunque Álvaro Travers García, Presidente de la Comisión Nacional de la Papa, asegura que ya se perdió el 20% de los cultivos.

Travers García señaló que hay una leve escasez de papa y por eso se contempla importar, pero en agosto y en septiembre esperan cultivar unas 350 manzanas. Subrayó que dicho producto está entrando al país de contrabando procedente de Jalapa y de Estelí hacia el mercado Oriental, lo que puede ser peligroso debido a plagas no tradicionales de nuestra zona.

Inversión para semillas
En otra nota divulgada por el Magfor, los directivos anuncian que el gobierno invertirá cuatro millones de dólares para fortalecer las cadenas de valor agregado en los rubros papa y maíz, mediante el apoyo a la producción de semilla mejorada para la siembra y la industrialización de la producción.

Se trata del proyecto denominado “Fortalecimiento de la Seguridad Alimentaria con énfasis en el incremento de la disponibilidad de alimentos generados en las cadenas agroalimentarias del rubro alimenticio de la papa y el maíz en Nicaragua”, el cual es financiado por el gobierno de Holanda mediante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

La iniciativa beneficiará a más de un mil 200 productores de Matagalpa, de Estelí y de Jinotega, según el ministro Bucardo, quien destaca que el gobierno pretende alcanzar la autosuficiencia en la producción de papa, al producir 600 mil quintales al año, lo que equivale a la demanda nacional.

“En el caso del maíz, Nicaragua logró la autosuficiencia productiva alcanzando niveles de hasta 13 millones de quintales en los tres ciclos productivos”, agregan los directivos del Magfor en la nota.

Gero Vaagt, representante de FAO en nuestro país, explicó que el proyecto busca incrementar los volúmenes de producción de semilla de papa y de maíz para agregarle valor a las mismas, además de fortalecer las capacidades de acopio, almacenamiento y comercialización a través de la construcción de bodegas y frigoríficos.

¿Agiotaje?
Los miembros de la Red de Consumidores consideran “importante” esta medida, pero llaman al gobierno a tomar otras de forma inmediata, ya que han verificado que grandes productores están almacenando los granos básicos a la espera de que suban los precios.

“Los granos que consumimos en Nicaragua no son del campo a la mesa y eso lo sabe todo el mundo. Son almacenados en su mayoría, y ahora no los están soltando a la espera de mejores precios, lo que, efectivamente, está encareciendo el producto”, dijo Salgado.

Recordó que los productores en la siembra de Primera no invierten mucho esfuerzo porque están a merced de las lluvias y prefieren no arriesgar, además de que todavía tienen grano almacenado. “Pero en Postrera y Apante le meten todos los fierros para repetir ese ciclo al siguiente año”, agregó.