•  |
  •  |
  • END

Más de 15 personas denunciaron que fueron víctimas de estafa por la secretaria y representante legal de la Federación de Mujeres Trabajadoras “Doctora Mirna Ugarte”, quien les ofreció un proyecto habitacional denominado Bosque de Getsemaní, ubicado en Cofradía, cuyas escrituras no eran legales.

Maritza Elena Pérez Torres, una de las denunciantes, dijo que el proyecto inició en 2004, y está localizado de la iglesia Católica 300 metros al sur, en Cofradía.

Explicó que la propuesta consistía en la adquisición al crédito de lotes de terreno valorados
en un mil 800 y 2 mil dólares, y el interesado podía optar a la construcción de una vivienda digna de carácter social, supuestamente en coordinación con el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, y el organismo Hábitat.

Sin embargo, la mayoría de las personas que cancelaron el valor del terreno recibieron escrituras públicas elaboradas por los abogados Denis Ramón Aguirre y Rigoberto Avilés, las que por nulidades, vicios y falta de requisitos de ley, no se pudieron inscribir en el Registro Público de la Propiedad de Bienes Inmuebles y Mercantil.

Por esta razón, procedieron a recurrir ante Sonia del Socorro Aguirre Vargas, secretaria y representante legal de la Federación, pero ésta se negó rotundamente a otorgar las escrituras con la formalidad de ley o regresar el dinero a los perjudicados.

Ante esta situación, los perjudicados acudieron a interponer una denuncia a la Fiscalía Departamental de Managua el 21 de mayo de 2009, pero hasta la fecha, a pesar de haberles entregado todas las pruebas en contra de la Federación de Mujeres Trabajadoras, representada por Aguirre Vargas, no han recibido respuesta.

Por el contrario, Aguirre Vargas interpuso un amparo en el Juzgado Distrito Civil de Masaya, en contra de dos de los estafados --Yacer Chacón y Maritza Elena Pérez--, supuestamente por estar perturbándola en la posesión del terreno que ella misma les otorgó en escrituras públicas.

Los afectados alertan a las personas a que no compren lotes de terrenos en Cofradía, ya que esas tierras se encuentran en litigio, y advirtieron que no están dispuestos a perder su dinero o los lotes, pues los mismos los están ofreciendo a otros ciudadanos.