•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un grupo de trabajadores, principalmente obreros de la delegación departamental de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, iniciaron ayer un paro de labores exigiendo la destitución de la delegada departamental Emigdia Ferrufino, quien es apoyada por miembros de la empresa “autónoma” Emprosa, creada por el presidente Daniel Ortega para operar y proteger el sistema de bombero, que también resguarda las instalaciones de la Aguadora. Roberto Montes, dirigente sindical de Enacal-Chinandega, solicitó el despido de Ferrufino, quien según él ha violado el convenio colectivo y los derechos laborales. “Pareciera que ella le trabaja a Emprosa, y ha buscado como escudo a esa empresa, que es deficiente y servil”, señaló.

En similares términos se pronunció José Antonio Paniagua, ayudante de fontanería, quien denunció supuestas ofensas de parte de la delegada, quien según él tilda a un grupo de trabajadores como sinvergüenzas.

William Berríos, lector de medidores, expresó que han usado a empleados de Emprosa para atropellar al resto de empleados por lo que a su criterio, es necesario buscar armonía para resolver el conflicto.

Por su parte, Julio Aguilar, promotor social de Enacal, dijo que miembros del sindicato fomentan desorden por lo que urgió el dialogo para resolver acusaciones entre miembros de Emprosa y de la Aguadora.

Apoyo incondicional a delegada

Pablo Salgado, supervisor de Emprosa en Chinandega, expresó que cumplen con el mandato del presidente Ortega, no pretenden reemplazar a los trabajadores de Enacal, está a favor de la estabilidad laboral y en apoyo a la delegada departamental. Javier Moncada, también integrante de Empresa, manifestó que Ferrufino se merece respeto porque es militante sandinista, y la nueva empresa fue creada para luchar contra la corrupción. Alfredo Huerta dijo que la gestión de la delegada es excelente, porque ha solucionado múltiples problemas y generado empleos. La delegada de Enacal señaló que miembros de una comisión del nivel central de la Aguadora, llegó a Chinandega a escuchar a las partes, y no existe notificación para un cambio en la delegación.