Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Japón prometió que hoy entrega cinco millones de dólares para el fortalecimiento del agua potable y alcantarillado sanitario de Granada, un proyecto que la cooperación alemana apoya con 17 millones de dólares. La meta es cambiarle el rostro a La Gran Sultana a fines de 2020.

“Con una donación de 5.0 millones de dólares, el gobierno de Japón se suma al proyecto de agua potable y alcantarillado de la Cooperación Alemana en la ciudad colonial de Granada”, anunció ayer la misión diplomática de Alemania en Nicaragua.

Explican que hoy se firmará un acuerdo en el Salón de las Banderas de la Cancillería para hacer uso de esos fondos, el cual será rubricado por representantes de la Alcaldía de Granada, del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal). “Como testigos honorarios estarán presentes los Embajadores de Alemania y Japón”, agregan en una nota.

Apoyo de Alemania

Aclaran que se trata del mismo proyecto donde el Banco Alemán para el Desarrollo (KfW, por sus siglas en alemán) invierte un total de 17 millones de dólares para mejorar y ampliar los sistemas de agua potable y alcantarillado en Granada.

Este apoyo incluye asesoría técnica para la mejora de la gestión operacional, capacitación de personal y una campaña de información y sensibilización a la población.

“El agua es un derecho y una necesidad básica. El lago Cocibolca representa la inmensa riqueza de Nicaragua en este recurso. Alemania contribuye con su experiencia y tecnología para que todos los granadinos puedan aprovechar mejor y disfrutar de esta riqueza”, explica Betina Kern, Embajadora de Alemania.

Pozo y planta nueva

Los fondos japoneses servirán para financiar la construcción de un pozo nuevo y sectorización de la red de distribución para agua potable, incluyendo hasta dos mil 600 conexiones domiciliares.

También se prevé rehabilitar y ampliar la planta de tratamiento de aguas residuales, una obra que promete la construcción de cuatro unidades de reactores, lechos de secado y almacenamiento de lodos; además de obras de desvíao del cauce pluvial y la reparación de calles afectadas por las instalaciones de tuberías.

El Embajador de Japón, Shinichi Saito, señaló que “el fortalecimiento de los servicios básicos como el acceso al agua potable, es fundamental para el bienestar del pueblo nicaragüense. Por esta razón, proyectos de esta índole son prioritarios para la cooperación japonesa”.

Con este proyecto se espera que en 2020 por lo menos el 90% de las familias granadinas tengan acceso permanente al servicio de agua potable, mientras se aumenta hasta 51% la cobertura del alcantarillado sanitario.