•  |
  •  |
  • END

La protesta de los transportistas interlocales del Mercado de Mayoreo cumplió una semana. Hay paro de labores y las unidades están aparcadas, pues se niegan a cumplir una orden del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, cuyos funcionarios mandaron a reubicar su terminal de microbuses en los terrenos que alquila la Cooperativa de Transporte del Atlántico (Cootlántico).

Manuel Salvador Obando uno de los transportista interlocales en paro, explicó que desde hace 10 años ellos están ubicados frente a la bahía de los buses con ruta de expreso, y pagan un arancel de un mil 800 córdobas mensuales por cada unidad.

Obando señaló que este pago se realizaba directamente a la Cootlántico, pero a mediados de este año en una reunión con funcionarios de la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, se enteraron que parte del terreno es propiedad de esta instancia y no de la Cootlántico.

Manzana de la discordia
“En una reunión que tuvimos con Commema y el MTI nos dimos cuenta de que le estábamos pagando a la cooperativa, por lo que decidimos ponernos de acuerdo con Commema para que ellos cobraran el arancel, lo que nos ha funcionado, ya que ahora sólo estamos pagando 933 córdobas por unidad, la mitad de lo que le pagábamos a Cootlántico”, agregó.

Los transportistas interlocales explicaron que la Cooperativa Cootlántico es propiedad de Luis Jiménez, quien ha tenido diferencias desde un principio con ellos porque tienen la ruta Managua-Boaco y Managua-Juigalpa.

Commema prometió terminal
“Desde que nosotros empezamos con este negocio ellos no han hecho imposible que vivamos en paz, ya que nos sacaban de este lugar. Vivimos en lucha con los cobradores de sus buses, pero ahora quieren que a la fuerza nos traslademos a ese lugar para pagarles la misma suma a ellos, lo cual me parece injusto y es por eso que nos sentimos indignados y estamos en paro hasta que se nos resuelva este problema”, expresó Obando.

Recordó que al momento de firmar el contrato con Commema, los funcionarios les prometieron hacerles una terminal donde podrían brindar todas las facilidades a sus usuarios. “Con Commema no hemos tenido problemas, pero el MTI ha pasado a ser un intermediario de la Cootlántico, ya que don Luis Jiménez es amigo del Ingeniero Franklin Sequeira, viceministro del Ministerio de Transporte”, agregó.

Darío Chamorro, otro transportista en protesta, explicó que en el sitio donde pretenden reubicar la terminal se pasan enormes corrientes de agua durante las lluvias, lo que sería molesto para los pasajeros. “Además de ser injusto para nosotros, es injusto para nuestros usuarios que se van a sentir mal atendidos”, subrayó.

Agregó que la tarifa que ellos cobran es de 50 córdobas, cinco córdobas menos que la de los buses de Cootlántico, por lo que tienen buena demanda y por eso trasladan a unos 600 pasajeros diariamente.

Exigieron al MTI que suspenda el traslado hacia los terrenos de Cootlántico, ya que sería un error administrativo o “una simple jugada para que desaparezcamos”, afirmó Obando.