•  |
  •  |
  • END

Las quejas por falta de los servicios de agua potable y energía eléctrica en las viviendas ayer se multiplicaron en distintos sectores de Managua, pero los directivos de las empresas del sector aseguran e insisten en que “no hubo incidencia alguna”, algo que fue descartado por sus mismos técnicos, quienes afirman, que unos 150 barrios fueron afectados “por algunos minutos y en distintos momentos”.

La primera queja se recibió a las ocho de la mañana de doña Estela Sánchez, quien habita en el sector del Memorial Sandino y pedía una explicación a la falta de energía, pues las operadoras de Gas Natural/Unión Fenosa no le contestaban en el número telefónico de emergencia (125).

Miguel Espinoza y Milena Villagra se sumaron minutos más tarde, desde el barrio San Judas y Batahola Norte, respectivamente. Antes del mediodía lo hicieron Luisa Gómez y Johanna Bermúdez, desde Loma Verde y Linda Vista. Otros se sumaron del barrio “Jonathan González” y Reparto San Antonio.

Tortillas en oscuranas

Rosibel Velásquez señalaba lo mismo desde Bello Amanecer, quien compró “las tortillas de la cena del lunes y las del desayuno del martes en medio de una oscurana por la falta de luz. Aquí nos tienen castigados”.

Los reclamos se multiplicaron cuando se afectó el servicio de agua potable. Vecinos de Villa Fontana, Batahola, Monseñor Lezcano, Altagracia, Metrocentro, Reparto San Juan, Reparto Tiscapa y varios puntos de Carretera Sur; pedían una explicación, pues tampoco lograban comunicarse con la línea telefónica de emergencias (127) de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

Unos 150 barrios

Técnicos de la Gerencia de Operaciones de esta firma estatal informaron que por lo menos unos 100 barrios estaban afectados por labores de mantenimiento que desde temprano les había informado el sector eléctrico en la Subestación El Periodista, desde donde habían dejado sin suministro “algunos pozos”.

“Entre agua y luz, son unos 150 barrios, pero no tardará mucho. Son unos minutitos nada más. No es una gran incidencia, incluso ya están reestablecidos varios”, agregó uno de ellos al mediodía.

Esa información fue confirmada por fuentes ligadas al Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), una dependencia de la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), quienes pedían guardar su identidad porque se trataba de “apenas una leve incidencia de unos cuantos minutos”.

EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse vía telefónica con funcionarios de Fenosa, Enacal y Enatrel; y fue hasta en horas de la tarde que respondieron.

Fenosa: ¡Es falso pero..!

Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, dijo que su Centro de Operaciones de la Red (COR), les reportaba que “todo está en orden y mejor que nunca”. Explicó que en promedio reciben diario unas 100 llamadas a las líneas telefónicas de emergencia y ayer apenas llevaban 75, lo cual “confirma que todo está en orden”.

Katín descartó que hubo falta de energía en unos 50 barrios y menos en los sectores mencionados anteriormente, no obstante, funcionarios del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ayer explicaron que no lograron enviar el informe de monitoreo de precios de los combustibles porque estaban sin servicio de energía desde temprano, en el sector de Villa Fontana.

Sin embargo, reconoció que el circuito de la Subestación Altamira estuvo en mantenimiento por 25 minutos, y estos alambres conectan a “unos pocos sectores”.

Hazel Gutiérrez, Divulgadora de Enatrel, dijo que tampoco se reportó ninguna incidencia en las redes de transmisión y mucho menos una falla.

“Estamos trabajando al ciento por ciento y se está transportando la energía sin ningún inconveniente”, mencionó. No obstante, los vecinos de Ciudad Jardín, Puntaldía y la Centroamérica; se quejaban a esa misma hora por falta del suministro.

Enacal: ¡No pero sí!

Directivos de Enacal habían anunciado el lunes que este martes habría labores de mantenimiento en los sectores de Metrocentro, Reparto San Juan, Reparto Tiscapa y Plaza El Sol; donde la calidad del servicio no sería la misma.

“Sólo hay menos presión en el servicio, pero hay agua”, dijo ayer Maritza Tellería, Divulgadora de Enacal, quien descartó cualquier otra incidencia en las redes de distribución del líquido potable. No obstante, las operadoras de esta empresa confirmaron que había labores de mantenimiento en las tuberías del sector de Altagracia, Monseñor Lezcano, Batahola “y otra incidencia mayor en Carretera Sur”.

Tellería lo descartó una y otra vez en horas de la tarde, pero a las seis y media de anoche envió una nota de prensa a EL NUEVO DIARIO donde se afirma: “Se dañó el motor del pozo ubicado en el kilómetro 17 Carretera Sur, debido a alteraciones en el voltaje de energía que suministra Gas Natural, motivo por el cual, se encuentran afectados sin el servicio de agua potable los siguientes sectores: Monte Fresco, Incae, Colina Sur”.

Irresponsable es no avisar

“La empresa está trabajando aceleradamente para el pronto restablecimiento del servicio, mientras duren las reparaciones se les estará garantizando el vital líquido a través de cisternas”, agrega.

Marvin Pomares, Director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec, expresó que es una irresponsabilidad no advertir a la población sobre los problemas o planes de mantenimiento, pues afectan directamente a los consumidores.

Pomares subrayó que ayer recibieron denuncias de por lo menos 12 barrios de la capital. “Aquí vinieron pobladores a preguntar si es verdad de que no iba a haber servicio de agua… lo que más nos molesta es que las autoridades no informen a los ciudadanos”.

Hizo un llamado especial a los titulares de dichas empresas para que avisen en cuanto se presente una falla o programen una incidencia, porque esta información al menos resuelve la preocupación de los ciudadanos. “Recordemos que los pobladores son los que pagan el servicio”, estimó.