•  |
  •  |
  • END

Las 59 estaciones de servicio que operaban bajo la marca Shell de Nicaragua S.A. en nuestro país, ayer empezaron a colocar el rótulo de su verdadero dueño: Unopetrol. Desde octubre de 2009, esta firma que pertenece al hondureño Grupo Terra, adquirió las 444 gasolineras que operaba la anglo-holandesa Royal Dutch Shell en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Como lo anunció EL NUEVO DIARIO a fines de 2009, Unopetrol sólo ordenó el cambio de imagen en las estaciones de Nicaragua y Honduras, mientras conserva la franquicia de Shell en Guatemala y El Salvador, además de mantener la marca en la línea de lubricantes en toda la región.

Mauricio Aranda fue ratificado como Gerente General, el mismo cargo que ocupaba en Shell. Este mismo funcionario ayer se encargó de hacer el anuncio oficial. “Dejamos de ser Shell y ahora somos UNO”, señaló en conferencia de prensa.

Aranda detalló que se trata de una nueva imagen, y que los servicios de distribución de hidrocarburos “siguen en la misma línea y con una mejor calidad”.

Esta transacción fue explicada en detalle en Tegucigalpa la semana pasada, cuando se realizó el mismo cambio de imagen en el vecino país. En una nota oficial divulgada por Unopetrol Honduras, sus directivos explican que en territorio catracho ahora tienen 111 estaciones, en El Salvador son 90, en Nicaragua 59 y otras 184 en Guatemala.

“A nivel centroamericano la empresa tiene 444 estaciones de servicio”, explicó en conferencia de prensa Fernando Ceballos, Gerente de país de Unopetrol Honduras, al sumar todas las gasolineras.

La revista semanal Bloomberg reportó esta transacción el 19 de octubre de 2009, sin detallar el monto, y un mes después, Royal Dutch Shell, también vendió al mexicano Grupo Sol sus operaciones en el Caribe. En República Dominicana, por ejemplo, las 186 estaciones costaron 80 millones de dólares, informó esa publicación.

El Grupo Terra fue fundado en 1978 y está conformado por Unopetrol y otras empresas de capital privado, con inversiones en proyectos de energía, petróleo e infraestructura.

Uno de los socios mayoritarios es el hondureño Freddy A. Nasser Selman, quien figuró en nombre de la compañía Megatel en la compra de la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel). Es el mismo que también figuró en la venta de Enitel a los mexicanos América Móvil, la compañía de Carlos Slim.