•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega y Emilio Rappaccioli Baltodano, titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM, aumentaron los márgenes de ganancia de las cuatro compañías que envasan cilindros de gas licuado y disminuyeron las que obtienen los propietarios de las agencias minoristas y detallistas, quienes, además, ahora están obligados a intercambiar los tanques medianos y pequeños al vender a los consumidores.

Estas disposiciones las firman ambos funcionarios en el Decreto Presidencial 56-2010, donde se reforma el artículo 15 del Reglamento para la Importación y Comercialización de Hidrocarburos. En este acápite se detalla la ganancia máxima que tendrá cada agente de la cadena de distribución del gas, para que los técnicos del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, lo tomen en cuenta al calcular y fijar cada semana los precios máximos a nivel nacional.

Cabe destacar que se trata de una redistribución de los márgenes máximos de ganancia, pues los precios finales de los tanques se mantienen invariables. En el decreto se reduce lo que ganan las agencias distribuidoras minoristas y detallistas, y esa diferencia se traslada a los mayoristas, es decir, a las compañías envasadoras: Tropigás, Zeta Gas, Essogás y Petrogás.

Además de reconocer el precio de referencia internacional que estas compañías pagan cada semana al comprar este producto en el mercado de Estados Unidos, Ortega y Rappaccioli ordenaron a los ejecutivos aumentar de ocho a once centavos de dólar la ganancia que obtienen por cada galón de gas licuado que inyectan a los tanques.

Tanque con 5 ó 6 galones
Durante su comparecencia en la Asamblea Nacional en 2008, el representante legal de Tropigas, Efrén Báez, explicó que un cilindro de 25 libras puede contener distintas cantidades de galones de gas licuado, ya que este líquido va mezclado con otros dentro del tanque. “Eso depende. Si es gas butano tiene menos y si es propano contiene más”, señaló.

Báez precisó que un cilindro de este peso con mezcla de gas butano contiene poco menos de cinco galones de gas licuado, mientras otro de igual peso pero con mezcla de gas propano, contiene un mínimo de seis galones.

INE aclara en su informe 2009 ante la Asamblea Nacional, que la mezcla autorizada dentro de los tanques es 70% de gas propano y 30% de gas butano, aunque Petrogás y Zeta Gas siguen incumpliendo esta norma entre 44 y 86% en las inspecciones.

Eso significa que sin tomar en cuenta el transporte, envasado, distribución y otros costos operativos, al vender cada tanque de 25 libras las compañías ahora registran una ganancia neta que oscila entre los 55 y 66 centavos de dólar, cumpliendo al pie de la letra el Decreto Presidencial 56-2010, el cual fue publicado en La Gaceta, diario oficial, el pasado 26 de agosto.

Nuevo cobro
Esos tres centavos de dólar que aumentaron las compañías salieron exactamente de la reducción que aplicaron Ortega y Rappaccioli a las ganancias de las agencias minoristas y detallistas que distribuyen el gas, que ahora obtienen 10 centavos de dólar por cada galón vendido en los cilindros.

En el mismo decreto, a las compañías envasadoras también le reconocen nuevos “costos adicionales por el proceso de envasado” de los cilindros de 10 libras. Los mandan a cobrar siete centavos de dólar por cada galón metido en estos pequeños tanques, “a fin de incentivar su comercialización en el país”, reza el decreto.

Intercambio de tanques
También disponen que los cilindros de 10 y 25 libras, ahora “serán intercambiables y sin costo adicional al consumidor final”. Es decir, cualquier comprador puede entregar al detallista un tanque de 10 libras vacío y puede recibir otro lleno de 25 libras, pagando sólo el precio oficial sin asumir el costo del envase, y viceversa.

En nuestro país operan oficialmente cuatro empresas gaseras, según el último informe que presentó el INE ante la Asamblea Nacional: Tropigás tiene el 65.8% del mercado; Zeta Gas, el 12.2%; Essogás, el 14%, y Petrogás, el 8%.