Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

Los pobladores del balneario de Poneloya recordaron este miércoles el maremoto o tsunami ocurrido el primero de septiembre de 1992, con un simulacro que les permitió ensayar y prepararse para enfrentar estos fenómenos que representan un riesgo en esta zona, donde esperan tener pronto un Sistema de Alerta Temprana que incluya a Las Peñitas y Salinas Grandes.

La actividad fue organizada por los directivos del proyecto de Desarrollo de Capacidades en la Gestión del Riesgo de Desastres, que se ejecuta con participación de representantes del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, de la alcaldía de León y de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA.

El JICA informó que el ejercicio se desarrolló en el Centro Escolar San Benito, en la zona costera de Poneloya, donde el ensayo estuvo basado la hipótesis de un sismo de magnitud 8.5 grados en la escala de Richter, que afecta el litoral del Pacífico de Nicaragua, con la probabilidad de originarse un tsunami en este balneario.

“Se activó el comité y las brigadas de seguridad escolar y se evacuó a todos los alumnos y docentes hacia zona segura, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos en los talleres de capacitación impartidos por el proyecto”, subraya el JICA.

Takeo Ishikawa, representante residente de JICA, destacó en la importancia de estar conscientes y preparados ante eventuales desastres, e instó a las autoridades escolares a continuar con estos ejercicios de manera periódica.

La directora de la escuela, María de Lourdes Suazo, encargada de dar la voz de alerta, destacó el apoyo de JICA con el proyecto, ya que considera que los centros escolares ubicados en zonas costeras deben estar preparados y sus alumnos deben conocer cómo desplazarse a sitios seguros.

Cabe recordar que esta zona experimentó evacuaciones en febrero pasado con la alerta de tsunami que reprodujo Defensa Civil después del terremoto de Chile.

JICA entrega equipos

Como parte de la cooperación, JICA entregó a esta escuela equipos de emergencia como botiquín de primeros auxilios, extintores, palas, machetes, barriles para almacenar agua, baldes y mangueras.

Los directivos del proyecto explicaron que en los próximos días se realizarán simulacros similares en escuelas de Las Peñitas y Salinas Grandes, como parte de las actividades de sensibilización comunitaria sobre la temática de prevención de desastres que desarrollan desde 2008.

En el futuro prevén elaborar mapas de riesgo y amenazas, que servirán para implementar un Sistema de Alerta Temprana en las tres comunidades.