•  |
  •  |
  • END

La empresa Alba Petróleos de Nicaragua (Albanisa) pretende adquirir vía compra-venta las codiciadas costas de Playa Amarillo, del municipio de Tola, según revelan en una carta que enviaron a la Secretaría Nacional del partido de gobierno, los hombres que desde hace más de ocho años han exigido a los gobiernos de turno que les entreguen y titulen esa franja costera de 71 manzanas.

La carta, en nuestro poder, fue recibida a las 12:08 del mediodía del 4 de agosto, y los firmantes se identifican como la directiva histórica y compañeros del Movimiento por Amarillo.

En la carta, los quejosos recuerdan que el presidente Daniel Ortega acordó el 11 de diciembre de 2006, en casa del ex secretario político departamental del FSLN de Rivas, Hebert Herrera, que ellos (los del Movimiento por Amarillo) se pusieran de acuerdo con ex miembros del Ejército que habían recibido un título agrario, refiriéndose al que recibió el 16 de enero de 1988 César Trinidad Ibarra y nueve personas más, y cuya extensión eran precisamente las 71 manzanas de Playa Amarillo.

La carta señala que tras lo acordado con el presidente Ortega, casi a lo inmediato, Trinidad Ibarra desmembró del título agrario 30 manzanas para favorecer a las personas que integraban el denominado Grupo por Amarillo.

La sorpresa es que en el primer año del presidente Ortega se desconoce el título agrario de Trinidad Ibarra, y la propiedad pasa a nombre del Estado en noviembre de 2007, y es inscrita con minuta descriptiva en el tomo 421, folio 173 al 178, dejando sólo con papeles sin validez a los demandantes de Amarillo.

En la carta también recuerdan un segundo engaño del cual han sido víctimas durante el proceso de obtener los títulos de Amarillo, al referirse a los nueve títulos que les entregó la PGR, días antes de las elecciones municipales de 2008, y que al final tampoco les inscribieron.

Procurador de portavoz
En la carta, los firmantes señalan que en Playa Amarillo hay anomalías que revisar, y cuestionan el actuar del Procurador General de la República, el cual, según señalan en la carta, está promoviendo la compra-venta de las codiciadas playas, manifestando “que el comandante Ortega ha orientado que se le tiene que vender todo a Albanisa”.

“Esto nos alarma, si se toma en cuenta que usted, Señor Procurador, ha sido visto en las costas de Amarillo acompañado de personas extrañas, y, hasta por cierto, una vez los compañeros del movimiento lo ayudaron a sacar su camioneta que se había quedado embancada en la arena. Esto ocurrió el 9 de mayo de 2010”, señalan.

Días después de que el procurador Estrada visitó la zona, un equipo de guardas de seguridad permanece instalado en la franja costera por órdenes de la PGR, para que se encarguen de custodiar más de cien manzanas de tierras que conforman la franja costera de la atractiva y codiciada Playa Amarillo, localizada en el municipio de Tola.

Al final de la carta, los demandantes piden al gobierno que no les sigan poniendo zancadillas a las inscripciones de las escrituras que se otorgan a cada uno de los nueve grupos y demás adquirentes.