• |
  • |
  • END

En cifras sobre personas con el VIH-Sida, Nicaragua está en una situación particular, aunque no se sabe a ciencia cierta si particularmente buena por tener el menor número de registro de casos positivos de VIH en la región, o particularmente difícil por una posible falsa tranquilidad, dice Grazia Faieta, de la organización de cooperación italiana Terra Nuova, que forma parte del Proyecto Integrado de Lucha contra el VIH-Sida en cinco departamentos del país.

Según Faieta, la ausencia de un estudio a fondo sobre la situación la lleva a considerar las posibilidades, teniendo en cuenta que se sabe de la existencia de un subregistro considerable, que en cualquier momento puede explotar.

“Estamos claros que un avance es el aumento en las pruebas para detectar el virus, pero también hay muchas zonas o puntos ciegos de paso de migrantes, donde no se está haciendo ningún tipo de intervención”, comenta.

Alega que difícilmente la gente se hace la prueba del VIH, incluso en las zonas urbanas, así que por lógica mucho más difícil es que alguien de las áreas rurales gaste su dinero para ir a hacérsela hasta la cabecera departamental.

“Existe la tendencia de que los casos se detectan cuando están en la etapa Sida, reduciéndose el tiempo de vida para la persona afectada”, lamenta.

Acumulado hasta diciembre de 2009, hay 4 mil 742 casos registrados en Nicaragua, de los cuales se reporta un mil 22 personas que viven con VIH y recibiendo tratamiento antirretroviral.

En el caso de Honduras la cifra se eleva a 28 mil, mientras en El Salvador son 24 mil 521 personas afectadas hasta marzo del presente año. En Guatemala la cifra hasta diciembre de 2009 era de 20 mil 500 afectados, entre casos acumulados y portadores.

Para tratar este tema, en el marco del Proyecto Integrado de Respuesta ante el VIH y Sida en cinco departamentos de Nicaragua, representantes de la Comisión Nicaragüense del SIDA, Conisida, se darán cita en el “Foro Multisectorial sobre VIH 2010”, con el objetivo de optimizar la respuesta de organizaciones civiles y gubernamentales ante la epidemia.

En el mismo, que se realizará el 23 y 24 de septiembre, se abordarán temáticas como los avances nacionales en el cumplimiento de los compromisos asumidos en el Ungass, de cara a las Metas del Milenio de detener y revertir la epidemia del VIH y Sida para el año 2015, además se presentará un análisis del impacto de la epidemia en Nicaragua en su desarrollo humano y en la economía nacional.

“Participarán delegados de organizaciones de la sociedad civil y del Estado, de la zonas de la Costa Atlántica, de Río San Juan, Regiones Centrales, de Occidente y la zona sur del país, que son parte del proyecto”, explica Faieta.

Señala que hay avances en algunos temas, pero en otros existe la necesidad de afinar coordinaciones, para reducir las brechas, tales como la situación de VIH y niñez frente al derecho de la educación, otro tema a abordar es el derecho al empleo. El foro es impulsado por la Unión Europea, Terra Nuova, GVC, CIES, Fundación Xochiquetzal y Conisida.