• |
  • |
  • END

Cuando el examen VIH resulta positivo, las personas sólo tienen tres opciones: dejarse morir, echarse a llorar o enfrentarlo como sea.

Con ese dilema han tenido que lidiar dos personas al día, 63 al mes, o 382 durante el primer semestre de este año, quienes se encontraron con la dura realidad de descubrir que son portadores del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, Sida.

De acuerdo con las cifras oficiales recientes, el avance del VIH-Sida no se detiene. Continúa cobrando víctimas con un acumulado de 5 mil 124 casos desde 1987 a 2010. De ellos, 4 mil 212 están vivos, y se registran 816 decesos. En tratamiento con Antirretroviral, hay únicamente 1 mil 200 personas con VIH-Sida, según la Oficina de Vigilancia Epidemiológica.

Todo lo anterior nos comenta la doctora Sara Moraga, especialista en Salud Pública, durante el encuentro con medios de comunicación, como parte del proyecto “Participación de Jóvenes Universitarios y de Mujeres con VIH en la Respuesta a la Epidemia”.

600 nuevos casos por año en promedio

La especialista indica que, en realidad, las estadísticas no se mueven mucho en relación con promedios, pero eso no significa que la epidemia no se esté moviendo. Así explica que los actuales datos muestran una tendencia muy similar, comparativamente hablando, ya que el promedio anual está entre 600 nuevos casos.

“Algo que sí es importante destacar, es que el grupo de mayor prevalencia en la infección son los jóvenes y está en aumento. El 78% del total de los casos está entre personas entre los 15 y los 39 años, y si hablamos de las edades entre los 15 y los 24 años, representan el 57%, cuando a nivel mundial en esas edades es del 53%”, expresó.

Otro señalamiento fue referido a la brecha cada vez más corta entre hombres y mujeres afectados por la epidemia, pues al inicio se reportaba una relación de hombre mujer de 5 a 1, y actualmente la relación es casi de 1 a 1.

Hasta la fecha, entre las personas más afectadas, según sus ocupaciones, están los obreros, con 25 casos; seguidos de las amas de casa, con 24, y en tercer lugar los comerciantes con 17 casos.

Por otra parte, los departamentos con mayor incidencia son Chinandega, Managua, la Región Autónoma del Atlántico Sur, Masaya y León.

Consideró que hay avances significativos en la lucha contra la epidemia, pero aún falta mucho por hacer. Este año el Ministerio de Salud ha realizado 70 mil pruebas de VIH, en especial a las mujeres embarazadas, sin embargo, hay deficiencia de estudios en los otros sectores poblacionales, lo cual se agudiza en las zonas rurales.

Pruebas gratuitas en centros de Salud y en otros lugares

“Hay muchas personas que ni siquiera están informadas de dónde se hacen la pruebas, y es necesario reiterar que se realizan gratuitamente en los centros de Salud y en los hospitales, pero también en ONG como Xochiquetzal, en el Centro de Mujeres Ixchen y en algunas clínicas y hospitales privados, pero en estos últimos no son gratis”, comentó.

Arely Cano, en representación nacional de la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH-Sida, dijo que como organización han logrado el liderazgo de las mujeres con VIH, y el desarrollo de sus capacidades en temas de derechos humanos, salud sexual y reproductiva. Además, se ha involucrado a jóvenes universitarios y a mujeres con VIH en iniciativas para el Plan Estratégico Nacional para las ITS, el VIH-Sida 2006-2010 en el que se prioriza la prevención en los jóvenes y en las mujeres. Así mismo, haber informado en prevención a 41 mil 896 mujeres, al mismo tiempo incluir el tema del VIH y el de los derechos sexuales y reproductivos en la agenda de tomadores de decisión en seis departamentos, en siete universidades y en el Conisida nacional. “Nicaragua es uno de los países afortunados para tratar el tema del VIH, con financiamiento del Fondo Mundial de 64 millones de dólares, destinados a la promoción de la prueba del VIH, con la promoción de los servicios disponibles para atender el tema, así como la descentralización del acceso al tratamiento en los diferentes hospitales en los municipios, todo para mejorar la respuesta nacional contra la epidemia”, comentó.

Cano señaló que, teniendo en cuenta la prevalencia en los más jóvenes, es necesario incidir en el tema de la educación y la prevención del VIH, algo de lo que cuesta hablar en las escuelas.