• |
  • |
  • END

Ante la gravedad de las inundaciones en la Región Autónoma del Atlántico Norte de Nicaragua, RAAN, la Comisión Europea decidió otorgar una ayuda humanitaria de 200 mil euros (cinco millones 477 mil 940 córdobas) para aliviar las necesidades inmediatas de 16 comunidades del Wanky Maya (río Coco Abajo), municipio de Waspam.

La ayuda de la Comisión Europea llegará a mil 643 familias (aproximadamente 8,225 personas) afectadas por las inundaciones.

Las beneficiarias son personas que dependen del cultivo de granos básicos, y cuya situación de seguridad alimentaria es crítica debido a la pérdida de sus cosechas como consecuencia de las condiciones climáticas actuales.

La respuesta humanitaria europea durará seis meses, empezando de inmediato. La entrega de la ayuda está a cargo de la ONG Confederación de Obreros y Samaritanos de Alemania (ASB), quien posee una vasta experiencia en el tema de las emergencias y la preparación ante desastres en Centroamérica.

Los principales componentes de la donación consisten en mejoramiento de la salud y estado nutricional de las familias afectadas por las inundaciones, mediante el suministro de filtros de agua, así como alimentos e insumos agrícolas incluyendo la distribución de semillas, todo ello, acompañado de capacitaciones para la recuperación de sus medios productivos.

Severas inundaciones en zona del Coco Abajo

Según los diferentes reportes y evaluaciones realizadas por la municipalidad de Waspam y otras autoridades locales, las comunidades de río Coco Abajo han sufrido severas inundaciones durante los últimos tres meses.

La ONG alemana ASB confirmó estos datos a través de una evaluación de campo, manteniendo intercambios de información constantes con las autoridades locales. La situación a menudo crítica de estas comunidades durante el invierno, se ha vuelto aún más difícil a causa de las recientes inundaciones.

Las evaluaciones confirmaron que los habitantes de dichas comunidades han perdido parte importante de sus cosechas. También se ha reportado que las fuentes de agua utilizadas por las comunidades han sido contaminadas y la mayoría de las letrinas están inundadas.

El contacto con agua sucia, y a veces consumo de agua contaminada ha causado deterioro en la salud de las personas afectadas, volviendo más precaria su situación.