•  |
  •  |
  • END

El Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico, en conjunto con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, entregó más de 37 mil firmas y seis mil postales de funcionarios de organismos internacionales a la Secretaría del Frente Sandinista, para que dicha práctica clínica sea restaurada, y para que el presidente Daniel Ortega tome conciencia sobre esta temática tan controversial.

“Estamos haciendo entrega formal de 37 mil firmas y postales de diferentes defensores de Derechos Humanos de Amnistía Internacional, en la que pedimos que se restituya el aborto terapéutico en Nicaragua”, expresó Bayardo Izabá, Director Ejecutivo del Cenidh.

Asimismo, precisó que el pasado martes 21 de este mes, le habían enviado una carta al Presidente, anunciándole que harían entrega de estas firmas. “Nosotros enviamos una carta al Presidente en la que le decíamos que hoy estaríamos aquí defendiendo los derechos de las mujeres”, dijo Izabá.

Interceptados por orteguistas

Izabá reveló que mientras se dirigían a la Secretaría del Frente, que también es la casa de Daniel Ortega, fueron interceptados por dos buses llenos de simpatizantes del partido de gobierno, que no los dejaron pasar por unos minutos, pero que la Policía Nacional intercedió y el hecho no pasó a más.

“Lo que nos tiene un poco sorprendidos es que la Policía Nacional no nos dejaba pasar. Sólo dejaron seguir a una comisión de cuatro personas para que entregaran las firmas, pero con estos actos la Policía nos ha puesto obstáculo al libre ejercicio de manifestación y de la libertad de circulación. Nos está violentado nuestro derecho a la libertad de expresión”, afirmó.

Además, relató que el Cenidh tenía un acuerdo con un oficial de Inteligencia de la Policía, de apellido Fuentes, por lo cual éste le aseguró que dejarían pasar a una comisión de seis personas, pero que a última hora este número se redujo a cuatro.

Izabá hizo un llamado directo al Presidente Daniel Ortega, para que de alguna manera se sensibilice y entienda que el aborto terapéutico es un Derecho Humano de las mujeres. “Sólo en cuatro países el aborto terapéutico es penalizado, uno de ellos es el nuestro y esto es injusto”, mencionó el funcionario del Cenidh.

Wendy Flores, del grupo estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico, explicó que entregó las firmas en manos de Léster Abarca, encargado de recibir los documentos en la casa de Ortega.

“Esperamos que el mandatario reciba estas firmas y tome las medidas adecuadas, en el sentido de cumplir con las recomendaciones de los Organismos Internacionales que han mandado a ajustar a la legislación en materia de aborto para poder salvar la vida y la salud de las mujeres”, manifestó Flores.