•   Bluefields  |
  •  |
  •  |
  • END

Desde hace varios meses los amigos de lo ajeno están desmantelando la infraestructura pública de las calles de Bluefields para aprovechar el hierro. El robo de tapas de manjoles y de alcantarillas tiene preocupadas a las autoridades de la alcaldía, igual que a los directivos de Enacal, quienes reportan la misma situación con los medidores del servicio de agua potable.

El alcalde de Bluefields, doctor Harol Bacon, sospecha que el robo es alentado por la compra de las chatarreras, y advirtió que de encontrar tapas de manjoles en dichas instalaciones no las dejaran salir de la ciudad y hasta amenaza con cerrar sus operaciones si continúan comprando estas tapas metálicas.

Bacon dijo que la comuna está coordinando con la Policía Nacional para revisar las chatarreras y señalo que, además, se están robando las tapas de los medidores del servicio de agua potable, por lo cual orienta a los chatarreros a que no compren y que colaboren denunciando a los delincuentes que comercializan dichos materiales.

El alcalde recordó que el robo de las tapas de manjoles es tipificado como un delito y cualquier ciudadano que compre o venda, será considerado popularmente con “tope” o receptor de objetos robados, una actividad que está penada con cárcel.

Bartolo Ríos Urbina, quien se dedica a la compra de chatarra, dijo que ellos no compran estas tapas porque están conscientes de que es un delito.

“Hace dos años recuperamos dos tapas de manjol de los medidores de Enacal. Les avisamos a las autoridades que las tenemos en nuestro poder pero aún no llegan a retirarlas”, indicó Ríos, quien también es coordinador de los Concejos del Poder Ciudadano en el barrio Pancasán.

“Hemos tenido relación con la Policía y estamos claros que las tapas de los manjoles no se deben de comprar porque es un delito”, concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus