•  |
  •  |
  • END

Un total de 60 millones de dólares espera entregar este año el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, para que el gobierno ejecute la construcción de la central hidroeléctrica Larreynaga, y el primer desembolso de 8 millones 700 mil dólares lo completaron ayer, según sus funcionarios.

Eda Magali Meléndez, Gerente del BCIE para Nicaragua, reveló la programación del financiamiento total y dicho desembolso, durante una conferencia de prensa a la que convocó este organismo junto a la Cámara de Comercio e Industria Nicaragüense Alemana.

Durante su intervención, recordó que el BCIE había anunciado su apoyo y ahora formaliza tanto la programación total como el primer desembolso para construir la central Larreynaga, un proyecto estatal que espera entregar al país unos 17 megavatios de energía eléctrica.

El proyecto
Larreynaga es una pequeña central que espera hacer funcionar el gobierno para aprovechar las aguas que toma la Planta Centroamérica del embalse Apanás y que luego desecha en un vertedero, como parte del proceso de generación. Quieren ubicarla en un terreno bajo, a unos 300 metros del plantel para explotar la corriente de este desagüe.

Desde el nueve de abril de 2008 este proyecto cuenta con una licencia de generación eléctrica que, en realidad, es una ampliación de la que ostenta la estatal Generadora Hidroeléctrica S.A. (Hidrogesa).

Sin embargo, todavía carece de una licencia para el aprovechamiento de esas aguas, la que es extendida por la Autoridad Nacional del Agua (ANA), según los registros del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

La funcionaria del BCIE informó en esta rueda de prensa que un grupo de empresarios nicaragüenses del sector público y privado, quienes se dedican a la generación de energía renovable, realizarán una “gira de capacitación centroamericana sobre energías renovables en Alemania”.

Gira por Alemania
Junto a Donald Espinoza, Secretario General del MEM, la ejecutiva detalló que llevarán a esta delegación para que conozcan las nuevas tendencias y visitarán los campos de generación de energía solar, eólica y de biomasa en el país germano para compartir experiencias.

Meléndez indicó que buscan que los operarios de dichos proyectos conozcan de primera mano todos los incentivos legales, fiscales y otros beneficios que ofrece la República Federal de Alemania para el desarrollo del sector de energías limpias, lo que deriva en una mejor calidad del servicio y del medioambiente para los usuarios.

Anunció el decidido apoyo del BCIE para proyectos de energía limpia que oscilen entre uno y 10 megavatios de generación, tanto en materia financiera como de capacitación, mediante el proyecto “Acelerando las inversiones en energía renovable en Centroamérica y Panamá” (Areca).