Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El presidente del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, David Castillo, propuso ayer establecer una disposición que obligue a las empresas generadoras de energía térmica a comprar el combustible sólo a los proveedores nacionales, a fin de evitar, según dijo, la interrupción del servicio por falta de suministro.

Castillo presentó la moción para incorporar un artículo nuevo a la Ley de Hidrocarburos, cuya iniciativa de reforma aún es discutida en la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, por considerar como un asunto de “seguridad nacional” garantizar el suministro de hidrocarburos para la generación eléctrica.

“El artículo establecería que todas las empresas de generación eléctrica con base en combustibles fósiles, deben adquirir el producto con proveedores locales”, expresó Castillo, al tiempo que señaló que en Nicaragua sólo existen dos proveedores locales: Esso Standard Oil y la Distribuidora Nacional de Petróleo, DNP.

Evitar apagones

Según Castillo, la medida pretende evitar problemas de interrupción de energía por falta de combustible, pues actualmente las empresas generadoras adquieren el producto vía contratos con proveedores internacionales que –dijo-- muchas veces no cumplen con el suministro en tiempo y forma.

“Glencore le mandó una carta a la Esso (en la que le dice) que por razones que desconocemos, no va a traer el barco Fuel Oil para Corinto y le pide a la Esso que le venda 60 mil barriles a la empresa de generación de Corinto. Entonces, ya me mató todo el programa de trabajo porque son 60 mil barriles que se salen de la programación, y significan siete días de generación eléctrica y todo esos altibajos nos están metiendo a problemas”, explicó Castillo.

El funcionario rechazó que la propuesta de obligar a las generadoras a comprar combustible sólo a los dos únicos proveedores nacionales, tenga como objetivo crear un monopolio o beneficiar a la Esso y a la DNP.

Amarrados por contratos

Castillo explicó que sólo a través de la reforma a la Ley de Hidrocarburos se puede establecer esta disposición, pues actualmente las empresas generadoras de energía realizan sus contratos directos con proveedores internacionales y no los pueden incumplir ya que son sancionados.

También explicó que en el caso de Glencore y la distribuidora de energía de Corinto, dijo que tienen un contrato de suministro que caduca hasta el año 2014, el cual sólo se podría deshacer a través de la reforma a la ley.

Cautela en comisión

Al presidente de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos del Parlamento, Eliseo Núñez Hernández, le parece una buena idea la propuesta; sin embargo, dijo que no necesariamente será incorporada en los términos que pretende el Presidente del INE.

Núñez precisó que es necesario analizarla y mejorarla. (la medida) tiene que calzar dentro de la ley porque a veces hay una empresa, no digo el nombre, que ha tenido que suministrarle (combustible) el Estado, porque no le ha venido su embarque”, señaló.

Para el legislador, la medida también debe prever que las empresas generadoras, como la de Corinto, cuenten con tanques suficientes para almacenar reservas de combustible de hasta dos meses y evitar problemas de suministro.