Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

“Las compañías petroleras compran el combustible a Venezuela a un precio bajo y después lo vienen a ‘reventar’ a Nicaragua vendiéndolo con el precio de referencia de Estados Unidos”, explicaron los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC; quienes, además, denunciaron que más de 300 mil galones de diesel de inferior calidad se venden cada mes en las estaciones de servicio y en el mercado negro.

De esta forma reaccionaron los activistas de la RNDC ante la última alza que se aplicó en las pizarras de las gasolineras el domingo pasado. “Más del 70% del total de crudo y producto procesado importado para el consumo nacional es de origen venezolano, país perteneciente a la OPEP”, recuerdan en una nota de prensa.

Compran barato y nos venden caro

Venezuela integra la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se rige bajo sus propios precios internacionales al momento de vender sus productos, los cuales siempre están por debajo del West Texas Intermediate (WTI), el indicador del crudo de la Bolsa Mercantil de Valores de Nueva York. Los activistas de la Red manifestaron que “para fijar los costos, tanto de la energía eléctrica como de los derivados del petróleo, la entidades públicas y privadas en Nicaragua, utilizan como referencia el precio de WTI, el cual es nominalmente superior”.

La RNDC señala que el “juego con los indicadores” es la causa de estas alzas, y “representa desde ya un fuerte golpe a la maltratada economía de los nicaragüenses, quienes ni siquiera pueden comprar los alimentos producidos por ellos mismos”.

Desvían diesel subsidiado

Por esta razón exigen que las autoridades pertinentes y competentes, “suspendan cualquier intento de aumento de precios en los derivados del petróleo, en tanto no existan razones técnicas ni económicas para tales aumentos”.

También dicen que desde los primeros meses del presente año, “comenzaron a ser desviados y distribuidos en el mercado negro… más de 300 mil galones mensuales de combustible dirigido a subsidiar el transporte urbano colectivo”.

Mencionan que este combustible estaba destinado a beneficiar al transporte, y ahora se está desviando para otros fines, y quienes lo venden son “concesionarios de bandera blanca y estaciones propias de las empresas petroleras”.

Inferior calidad

“Este producto además de tener un menor costo es de inferior calidad, pero ha sido distribuido en las estaciones de servicio como propio de la marca de la estación y al costo del mercado”, agregan.

A manera de ejemplo, explican que el diesel subsidiado en julio pasado tenía un precio de 39.40 córdobas por galón, “pero este mismo producto de inferior calidad puesto en el mercado negro en la ciudad de Managua se distribuía para el público particular a C$ 68.00”.

Ellos aseguran que las estaciones de servicio, tanto de bandera blanca como propias de las petroleras, “han estado cometiendo delitos tipificados en el nuevo “Código Penal”; en tanto, además de vender un producto que no es de la marca que ofertan, entregan uno de inferior calidad a la que pagamos los usuarios (“Ley 641”, artos. 272 y 234)”.

Exigen investigar

Recomiendan a las autoridades de Gobierno tanto administrativas como judiciales, “realizar las investigaciones pertinentes para identificar a los involucrados en la comisión de los delitos denunciados, y que sobre ellos caiga todo el peso de las leyes”.

A las empresas petroleras solicitan que se publique “una lista de las estaciones y concesionarios que distribuyen de forma ‘exclusiva’ los productos procesados y refinados por éstas, dejando en evidencia a quienes distribuyen productos de inferior calidad y provenientes del mercado negro”.

En el documento también llaman a los consumidores a exigir a las estaciones la entrega de productos de calidad.