Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Un país con una pobre estructura productiva y altos niveles de subnutrición necesita de acciones específicas y efectivas para combatir el hambre, por lo que la Unión Europea, EU, en el marco del Día Internacional de la Alimentación, hizo la convocatoria local promover la innovación para combatir la inseguridad alimentaria, destinando un fondo de 2.2 millones de euros para impulsar proyectos.

El señor Mendel Goldstein, embajador y jefe de la delegación de EU para Centroamérica y Panamá, argumentó que el objetivo es que organizaciones civiles gubernamentales, locales e internacionales, presenten proyectos innovadores para luchar contra la inseguridad alimentaria en Nicaragua.

Indicó que no es posible que el tema del hambre sólo salga a relucir posterior a los desastres naturales, sean sequías o inundaciones, por lo cual esperan iniciativas de proyectos con autosostenibilidad y no coyunturales.

Comentó que en la región, Nicaragua es el único país beneficiado con estos fondos, por el carácter organizativo que la UE tiene localmente y las experiencias positivas en otros proyectos.

María Dolores Monje, asesora de Cooperación de la UE, especificó que los proyectos deberán tener prioridad en la nutrición, la educación nutricional, la diversificación de la dieta y modificación de los patrones alimentarios a nivel nacional, con énfasis en las áreas urbanas y periurbanas.