•   BELÉN, RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Seis mujeres y tres varones que desde hace 25 años sobreviven gracias a las labores agrícolas que ejercen sobre 27 manzanas de tierra, temen que la Intendente de la Propiedad, Yara Pérez Calero, cumpla una supuesta amenaza de desalojo que pretende hacer en coordinación con la Procuraduría General de la República.

Uno de los que afirmó que existe la amenaza de desalojo fue Dionisio Alejandro Bustos Martínez, quien junto a las seis mujeres y dos colegas, recibieron el 16 de diciembre de 2008, de parte de la misma Pérez Calero, certificados de cumplimiento de derechos de posesión de la propiedad, “pero ahora ella misma los desconoce junto con el Procurador de la Zona Sur, Juan Betanco Meneses, y dicen que las tierras son del Estado y que nosotros no tenemos nada”, afirmó Busto Martínez.

Como evidencia de su versión, los campesinos mostraron los nueve certificados de cumplimiento que recibieron y que textualmente dicen que se entregaron “por orientaciones del presidente de la República, Daniel Ortega, quien por este medio cumple con lo prometido en su campaña de gobierno, de garantizar el derecho a la propiedad privada y el otorgamiento definitivo de la propiedad sin afectar a terceros ni perturbar la seguridad jurídica de las familias nicaragüenses”.

El documento fue firmado por Pérez Calero.

La propiedad se localiza en la comarca San Matías, del municipio de Belén, y según Busto Martínez, desde hace 25 años tomaron posesión por orientaciones del entonces Ministro de Desarrollo Agropecuario y Reforma Agraria, Jaime Wheelock Román.

Ningún gobierno los había molestado

María de los Ángeles Busto, al igual que el resto, detalló que nunca antes un gobierno los había molestado por lo que según ella le sorprende la acción emprendida.

Aseguró que esas tierras, donde tienen cultivos de arroz, frijoles, plátano y papaya, no se las dejarán quitar. Los afectados agregaron que lo que pretende el Procurador Betanco, con la Intendente de la propiedad, es expropiarles 18 manzanas de tierra y dejarles nueve, por lo que según ellos esto iría en contra de las promesas de campaña del Presidente Ortega.