•  |
  •  |
  • END

Luis Humberto Guzmán, Presidente del Instituto de Promoción de la Competencia de Nicaragua, Procompetencia, dijo que dicha entidad no se pronunciará acerca de la denuncia contra varios bancos que presentó la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, hasta que sea resuelto un recurso de amparo que llevaron estas instituciones financieras a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Guzmán explicó que Procompetencia abrió el caso y lo aceptaron en junio pasado, pero en este momento se encuentra estancado por la decisión de ampararse que tomaron los diferentes bancos, y mientras eso no se resuelva no habrá una resolución.

Jorge Eduardo Rooseess, coordinador de Políticas Públicas de la Red de Consumidores, explicó que la denuncia la llevaron a Procompetencia en junio pasado porque en lugar de competir, los siete bancos que integran la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), se pusieron de acuerdo para fijar las tasas de interés que cobran en sus tarjetas de crédito, afectando de esta manera a los tarjeta-habientes.

“En lugar de mostrar transparencia y responder a la denuncia, ellos corrieron a poner este recurso de amparo porque se consideran intocables”, dijo Rooseess, al referirse a los directivos del Banco de la Producción (Banpro), del Banco Centroamericano (Bancentro), del Banco de América Central (BAC), del Citibank, Banco Procredit y Banex.

Señaló que en la denuncia incluyeron a los directivos de Asobanp y del Banco de Finanzas, BDF, pero estos últimos no forman parte del recurso de amparo y están dispuestos a enfrentar el caso.

“En opinión de nosotros como Procompetencia, este recurso de amparo no cabe. Y no cabe por una razón fundamental, ya que el recurso de amparo solo cabe cuando se ha agotado la vía administrativa, y en este caso la vía administrativa no está agotada”, precisó Guzmán.

Agregó que “ninguna organización del Estado tiene la posibilidad de perseguir al mercado financiero si es en el caso de conductas prohibidas, como es el caso de la competencia. Si nosotros no lo hacemos, significaría que el mercado financiero es impune”.

Explicó que el caso estaba en el período de 90 días para que las partes aportaran pruebas, “pero hemos tenido una diligencia paralela, como es el recurso de amparo y esto hace que se suspenda el proceso, por lo tanto, se suspende el plazo de los días que está sujeto a prueba, pero el tema en este momento estamos esperando de que sea resuelto en la sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia”.

Agregó que la denuncia contra los bancos siempre fue aceptada y que continúa abierta, aunque en este momento se encuentra interrumpida.

En otro orden, Guzmán agregó que la semana pasada admitieron una denuncia de la compañía telefónica Claro por “publicidad engañosa” contra Movistar, y esta semana esperan pronunciarse acerca de otro recurso, el cual presentó el jueves pasado esta última compañía en contra de la primera.