•  |
  •  |
  • END

Trabajadores de Fenosa firmaron nuevo convenio colectivo
Karelia Duarte
Después de ocho meses de negociación, el pasado miércoles el Ministerio del Trabajo, Mitrab, ratificó el convenio colectivo que firmó una parte de los trabajadores y los directivos de Gas Natural Fenosa, el cual estará vigente entre 2010 y 2012. El acuerdo fue firmado por todos los sindicatos a excepción de Cotraenic, cuyos dirigentes se retiraron de la mesa de negociación.

Noel Hernández, responsable de Información de la Gerencia de Comunicación, así lo dio a conocer, y los detalles se amplían en una nota de prensa que divulgó ayer Fenosa. El convenio está vigente desde el primer día del presente mes, y es fruto del amplio consenso que existe entre los colaboradores para sacar adelante a la empresa, explican.

Nelly Jirón, Directora de Recursos Humanos de las dos empresas distribuidoras de Fenosa, informó que este acuerdo fue alcanzado con las organizaciones sindicales Contedisnorsur y Festeolch, los mismos que fueron calificados como “sindicatos blancos” por los dirigentes de Cotraenic.

Jirón señaló que el convenio contiene muchos aspectos positivos y que cubre con todos los beneficios para los trabajadores. “Este convenio colectivo contiene muchos aspectos positivos, además, mantiene los beneficios y condiciones establecidas en el convenio anterior, todas las cláusulas han sido mejoradas producto de la negociación que es concluida recientemente”, dijo.

La distribuidora informa que este acuerdo entre las partes mencionadas disolvió por completo el proceso de conformación de tribunal de huelga, solicitado por los dirigentes sindicales de Cotraenic y Festrasem, por lo que declararon que los usuarios pueden estar tranquilos, ya que de esta manera no existirán amenazas de suspensión del servicio.

Indalecio González, dirigente sindical de Cotraenic, afirmó que ellos se limitarán a hablar porque se tomarán un “tiempo prudencial” para referirse al caso y mostrar que las denuncias realizadas tienen fundamento.

Pobladores frenan instalación de antena de telefonía celular
Lésber Quintero / Rivas
La instalación de una torre de telefonía celular mantiene preocupadas a varias familias del barrio La Conchagua, de Rivas, quienes rechazan esta obra pues temen que cause afectaciones a la salud de los lugareños.

La torre pertenece a la empresa Claro, y tendría una altura de 36 metros. La compañía telefónica pretende colocarla en un lote de terreno que pertenece a Karla Rojas Larios, donde ya iniciaron los trabajos, sin embargo, la obra fue paralizada ante la queja de la población. En reunión sostenida el 22 de septiembre pasado, los pobladores amenazaron con demoler la construcción.

En dicha reunión participaron los pobladores, funcionarios de Claro, del Ministerio de Salud, del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y de la alcaldía de Rivas. A las instalaciones de esta última institución acudió la población el nueve de septiembre pasado, a rechazar el proyecto conocido como Aragón-RI 0045.

El representante de Claro, Ramón Enrique Baltodano, dijo que disponen de los permisos y como prueba mostró el aval emitido por Marena el 20 de agosto de 2009, con una carta de respaldo de los GPC con fecha del 13 de agosto de 2009. El permiso fue emitido por el Ministerio de Salud el 23 de noviembre de 2009, y la carta de no objeción fue otorgada el 11 de septiembre de ese año por Aeronáutica Civil.

El funcionario de Claro, Jorge Uriel Ramos, explicó a los pobladores que dichas instalaciones no afectarían la salud de las personas, y argumentó que a la fecha no existe un solo caso de afectación por los efectos físicos emitidos de las antenas.

Sin embargo, nada convenció a los pobladores, y la alcaldía de Rivas emitió una resolución el 29 de septiembre, donde decide revocar el permiso de construcción del proyecto Aragón-RI 0045 y le propone a la empresa Claro instalarse en otro lugar. Ante la queja de los pobladores, el Minsa también revocó su fallo y lo mismo hizo Marena.

Mejoran la vía hacia el cementerio de San Jorge
Lésber Quintero / San Jorge, Rivas
La Alcaldía de San Jorge invirtió 660 mil córdobas para adoquinar las dos cuadras de acceso del cementerio municipal, y brindar de esa manera un mejor acceso a los centenares de personas que acudieron a visitar a sus deudos este dos de noviembre.

De acuerdo con la alcaldesa de San Jorge, Gilma Canales, dicho adoquinado también cumple con el objetivo de reforzar la red vial del casco urbano, y aseguró que la obra concluyó el pasado sábado, y que es “parte de un plan que inició en 2009 y que tiene por objetivo mejorar la estética del cementerio, tanto a lo interno como a lo externo, para que todos las personas que visitan el lugar dispongan de las condiciones”.

Aseguró que para noviembre de 2011, la meta es tener adoquinadas las calles laterales y la zona sur del cementerio, con fondos de las trasferencias presupuestarias.

Afirmó que el plan de mejoramiento del cementerio inició en octubre de 2009 con una inversión de 158 mil 400 córdobas, que fueron destinados para instalar 282 metros lineales de cerámica en la pared frontal del camposanto, y adoquinar en la parte interna 49 metros. La inversión también abarcó la construcción de la primera etapa de la capilla, que se utiliza para las misas en este camposanto.

Ola de robo de medidores de agua potable en Estelí
Máximo Rugama / ESTELÍ
Más de 150 medidores del servicio de agua potable han sido robados en la ciudad de Estelí durante las últimas semanas, según informes de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

Esos robos, según las autoridades policiales, los ejecutan los “amigos de lo ajeno” en los barrios de la zona periférica de la ciudad. Explicaron que además del daño directo que esto provoca a la empresa, los sujetos dejan un enorme perjuicio por el derrame de agua potable que causan.

Las autoridades policiales formularon un llamado a los pobladores para que implementen acciones que prevengan los robos de estos medidores. Explicaron que Enacal invierte entre 20 y 25 dólares en la compra de cada medidor, para reponerlo una vez desmantelado.

Pobladores estelianos temen que se registre un ligero incremento en la ola de robos de medidores de agua potable a medida que se aproximan las festividades de Navidad y Año Nuevo.