•  |
  •  |
  • END

La prohibición de los castigos físicos y humillantes hacia la niñez y la adolescencia es la propuesta que las organizaciones civiles pretenden que se incluya en el proyecto del Código de Familia, cuya aprobación estudia la Asamblea Nacional.

El Grupo Promotor por el Buen Trato a la Niñez y Adolescencia, encabezado por Save the Children, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, entre otras instancias, respaldan el derecho que tiene la niñez y la adolescencia a recibir una educación en el ámbito familiar y escolar, basado en relaciones de respeto, de disciplina, libre de castigos físicos y humillantes. Para ello han propuesto el mejoramiento del marco jurídico y normativo de protección a los sectores mencionados.

La propuesta de inclusión de la prohibición se viene promocionando desde el año 2007, exponiéndose en reiteradas ocasiones a los diputados de la Asamblea Nacional, pero la misma aún sigue sin incorporarse al proyecto de Código de Familia, para lo cual, el grupo se reunirá próximamente con la Comisión de Justicia del Parlamento.

Hazel Vaughn, Coordinadora del programa de protección infantil de la organización Save the Children, señaló que se trabaja en buscar alternativas de límites a la niñez y aplicar la disciplina positiva.

Erradicar la violencia

Indicó que la violencia contra la niñez se da en diferentes entornos, tanto en la familia como en las escuelas, los lugares que se supone deberían ser los más
seguros, pero también ocurre en la comunidad y otros espacios como centros de protección.

“Nuestra preocupación es erradicar esto en los hogares y las escuelas. En este último lugar hay avances, a través del acuerdo ministerial 134 de 2009, cuando se prohibió el castigo físico y humillante de maestros hacia la niñez”, indicó la especialista.

Comentó que el trabajo en los hogares es más complicado y tiene que ver con lo que se realiza en la comunidad, con el Ministerio de Educación y las organizaciones que trabajan en la prevención de la violencia hacia la niñez.

Norma Moreno, procuradora especial para la niñez y la adolescencia y coordinadora técnica del grupo por el Buen Trato, dijo que hay que desaprender toda la cultura de violación a los derechos de la niñez y la adolescencia.

“En el ámbito familiar es que estamos batallando para que se creen normas administrativas y cuando constituyan delitos, serán sanciones contra quienes violenten los derechos de la niñez y la adolescencia”, alegó
Moreno.